Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francesc Boix, en el frente del Ebro

Un libro recoge imágenes del día a día de la Guerra Civil tomadas por el joven testigo clave del horror de Mauthausen

  • Un grupo de soldados desfila en Artesa de Segre (Lleida), en junio de 1938. Las imágenes del libro recogen la vida diaria en los frentes del Ebro y el Segre.
    1Un grupo de soldados desfila en Artesa de Segre (Lleida), en junio de 1938. Las imágenes del libro recogen la vida diaria en los frentes del Ebro y el Segre.
  • Dos soldados del Ejército Popular de la República, con una metralleta en una trinchera en la sierra del Montsec (marzo-junio de 1938). Una de las imágenes del libro 'Los primeros disparos de Francesc Boix', de la editorial Ara Llibres.
    2Dos soldados del Ejército Popular de la República, con una metralleta en una trinchera en la sierra del Montsec (marzo-junio de 1938). Una de las imágenes del libro 'Los primeros disparos de Francesc Boix', de la editorial Ara Llibres.
  • El libro recoge un centenar de fotos de los negativos sobre la Guerra Civil que hizo el fotógrafo catalán, conocido sobre todo por haber dado a conocer el horror del campo de exterminio de Mauthausen. En la imagen, un soldado republicano.
    3El libro recoge un centenar de fotos de los negativos sobre la Guerra Civil que hizo el fotógrafo catalán, conocido sobre todo por haber dado a conocer el horror del campo de exterminio de Mauthausen. En la imagen, un soldado republicano.
  • Soldados del Ejército Popular de la República bailan con unas muchachas en la localidad ilerdense de Santa Maria de Meià, en junio del 38.
    4Soldados del Ejército Popular de la República bailan con unas muchachas en la localidad ilerdense de Santa Maria de Meià, en junio del 38.
  • Dos soldados cocineros preparando la comida. Los negativos estuvieron décadas perdidos y fueron comprados por un coleccionista en Perpiñán.
    5Dos soldados cocineros preparando la comida. Los negativos estuvieron décadas perdidos y fueron comprados por un coleccionista en Perpiñán.
  • Ropa tendida en una trinchera, en una imagen fechada entre julio y diciembre de 1938. Boix estaba en el frente con solo 17 años, cuando tomó estas imágenes.
    6Ropa tendida en una trinchera, en una imagen fechada entre julio y diciembre de 1938. Boix estaba en el frente con solo 17 años, cuando tomó estas imágenes.
  • Un joven Francisco Boix se dejó retratar como soldado del Ejército Popular de la República, con una ametralladora.
    7Un joven Francisco Boix se dejó retratar como soldado del Ejército Popular de la República, con una ametralladora.
  • Un momento de ocio de los soldados en el frente, en el municipio de Penelles (Lleida).
    8Un momento de ocio de los soldados en el frente, en el municipio de Penelles (Lleida).
  • Un grupo de personas, entre las que hay miembros del Ejército Popular de la República, pelan mazorcas. En este archivo no hay imágenes de los combates, sino del quehacer diario en las trincheras: la comida, el reposo, las maniobras...
    9Un grupo de personas, entre las que hay miembros del Ejército Popular de la República, pelan mazorcas. En este archivo no hay imágenes de los combates, sino del quehacer diario en las trincheras: la comida, el reposo, las maniobras...
  • El comandante Velarde enseña a unos soldados a lanzar una granada de mano (marzo-junio de 1938). Las tres cajas con los casi 1.400 negativos fueron comprados por 7.500 euros por la asociación Comisión de la Dignidad, con la ayuda de particulares.
    10El comandante Velarde enseña a unos soldados a lanzar una granada de mano (marzo-junio de 1938). Las tres cajas con los casi 1.400 negativos fueron comprados por 7.500 euros por la asociación Comisión de la Dignidad, con la ayuda de particulares.
  • Maniobras militares con máscaras antigás. Cuando finalizó la Guerra Civil, Boix huyó a Francia, donde se alistó en la legión extranjera de ese país.
    11Maniobras militares con máscaras antigás. Cuando finalizó la Guerra Civil, Boix huyó a Francia, donde se alistó en la legión extranjera de ese país.
  • La destrucción y estragos de la guerra. Jaume Garibau, comisario de la 30ª División, y dos soldados caminan entre las ruinas de Vilanova de la Barca (Lleida), en agosto de1938.
    12La destrucción y estragos de la guerra. Jaume Garibau, comisario de la 30ª División, y dos soldados caminan entre las ruinas de Vilanova de la Barca (Lleida), en agosto de1938.