Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Sexo BLOGS Coordinado por CELIA BLANCO

AVISO: CONTENIDO PARA ADULTOS

Este contenido es para adultos.
Si no tienes la edad legal para acceder
o lo consideras inapropiado puedes salir ahora.

Salir

Cómemelo

El cunnilingus es la práctica sexual más deseada por las mujeres

Como dice Pepe Colubi, es curioso que la palabra cunnilingus provenga de una lengua muerta. Por cosas como esta lo amo.

Llévenos al paraíso con su lengua entre nuestras piernas
Llévenos al paraíso con su lengua entre nuestras piernas Getty

En 2014 publiqué Con dos tacones, en el que relataba las fantasías sexuales más recurrentes entre las mujeres españolas. Para ello entrevisté a decenas de señoras y señoritas muy diferentes entre sí. Las que más me costó que se sinceraran, fueron las mujeres de más de setenta años. En algunos casos fui consciente de lo que suponía un pecado mortal; así se tomaron mi intención de profundizar en su deseo más carnal. El sexo no dejaba de ser acostarse con su marido muy de vez en cuando, algo rápido y sin mucho aspaviento y casi siempre siguiendo los preceptos de la falta de comunicación. Pocas consideraban que la sexualidad partía de la base de que las personas implicadas debían disfrutar en la misma desbordante proporción. Hay toda una generación de mujeres para las que el sexo sigue siendo "cosa de ellos" y lo que es peor: "para ellos".

Tuve la suerte de que las pocas que accedieron a hablar sobre esto, se sinceraron lo suficiente como para que me quedara claro que el cunnilingus brillaba por su ausencia. La mayoría de las señoras deseaban antes una buena comida de coño que un amante joven y atlético que las empotrara, fantasía sexual recurrente entre las mujeres de más de cuarenta años. Aquellas señoras de la edad de mi madre imaginaban al señor con el que llevaban décadas compartiendo cama debajo de las sábanas proporcionándoles ese inmenso placer. Ninguna se planteó siquiera proponerlo. La educación sexual brillaba por su ausencia y ni siquiera podían permitírselo: "¡Quita, quita! ¡Le da algo si se lo digo!"

Ese es el problema.

Hay quien dice no practicar sexo oral a sus parejas por el olor y el sabor de los genitales femeninos, aun inmaculados. Nada como un buen lubricante a gusto del consumidor. Los lubricantes de sabores convierten la vulva en una deliciosa gominola. Y para evitar las enfermedades de transmisión sexual (ETS), sabanitas de látex, para las que habrá que usar un lubricante acuoso o los preservativos femeninos, que como son de poliuterano aceptan todos los tipos de lubricantes e incluso pueden usarse si cualquiera de los implicados es alérgico al látex.  Otra de las ventajas de los preservativos femeninos es que pueden ponerse hasta seis horas antes de tener las relaciones sexuales. Salgamos de casa perfectamente preparadas. Nayara Malnero explica en YouTube cómo usarlos. Lástima que Michael Douglas no los conociera. 

Cunnilingus sin riesgos

El sexo oral es la práctica sexual más deseada por las mujeres muy por encima del resto. Lo que debería traducirse en que fuera la más demandada. El secreto está en esa protuberancia que, cual pellizco de carne, se convierte en el epicentro de la mayoría de nuestros espasmos orgasmáticos.  Ana Lombardía, psicóloga especialista en terapia de pareja, conoce muy bien cómo llevarnos al éxtasis. Por eso sus talleres de cunnilingus triunfan:

1.- El clítoris es el órgano con más terminaciones nerviosas, más de 8.000. Su estimulación provoca un placer incomparable en ninguna otra zona, pero el sexo oral no debe centrarse única y exclusivamente en él. "No hay que ir directamente al clítoris. La vulva es igualmente receptiva. Mejor ir despacio, deleitándose, recreándote, disfrutando de lo que estás haciendo".

2.- Cuando se acaricia el clítoris, se debe también jugar alrededor: labios, apertura vaginal, monte de Venus. Todo es susceptible de ser lamido y acariciado. Lengua, dedos, juguetes sexuales participan de esta juerga. Lamer el clítoris e introducir un juguete sexual o los dedos por la vagina suele ser muy placentero. 

3.- Si la mujer está muy excitada es mejor bajar el ritmo. "Las terminaciones nerviosas se saturan con la excitación. Es mejor ir más despacio para que vuelva a un grado más relajado de excitación pero igualmente placentero, para ir recuperando de nuevo el ritmo y que vuelva a alcanzar un pico alto de excitación. 

4.- La persona que practica sexo oral debe atender el cuerpo de la mujer que lo recibe: "instintivamente recolocamos el cuerpo guiando al otro. La cadera, la pelvis, nuestro movimiento hacia él o ella. Le estamos ofreciendo nuestro sexo para que lo lama y deguste. Si nuestro amante se fija en cómo nos ubicamos en su boca, sabrá por dónde reconducir nuestro placer".

Todas tenemos comidas de coño sublimes. Hasta Halle Berry. Nunca sabremos si esta escena en Monster's Ball de Mark Forster (2002) fue crucial para que la actriz ganara el Oscar, pero lo cierto es que ella fue la primera y única negra en conseguirlo en la categoría de actriz protagonista. Casi un millón y medio de visualizaciones avalan la calentura. Y no finjan; esa misma escena la ofrece Pornhub, uno de los portales pornográficos más emblemáticos.

El cunnilingus que jamás olvidará Halle Berry

Por algo será.