Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ricos de Suiza, un poco menos ricos

Las grandes fortunas del país helvético se dejan un ‘pellizco’ de 20.000 millones en 2016

Sede de la entidad  Credit Suisse en Zurich.
Sede de la entidad Credit Suisse en Zurich. EFE

Como cada año por estas fechas, la revista suiza Bilan saca su clasificación de las 300 mayores fortunas del país. Una tradición que se ha hecho muy popular, a pesar de que este país de tradición calvinista es muy poco dado a los excesos del “bling bling”. La novedad de la presente edición consiste en tres nuevos multimillonarios que se suman a la lista, y que los super ricos han perdido la friolera de 20.000 millones de francos en 2016, lo que deja a estas 300 familias en la necesidad de sobrevivir con “solo” 580.000 millones de francos suizos.

En 2016 la mayor fortuna de Suiza sigue siendo la de la familia Kamprad, los suecos propietarios del imperio IKEA, con 46.000 millones de francos suizos. Le sigue el brasileño Jorge Paulo Lemann con 27.000 y la familia suiza Hoffmann-Oeri, propietarios del coloso farmacéutico Roche, con 23.000. Por su parte, los recién llevados a tan selecto club son el promotor inmobiliario uzbeko Alicher Ousmanov (12.000 millones de francos suizos), el productor de cerveza belga Alexander Van Damme (7.000 millones de francos suizos) y Pavel Tykac, el hombre más rico de la República Checa, con 1.000 millones de francos suizos. Y para los amantes de las celebridades, otra novedad es que las estrellas pop Phil Collins y Shania Twain ya no tienen domicilio en el país alpino.

Pero no solo de multimillonarios y celebrities vive Suiza. Según el reciente estudio Global Wealth Report del Credit Suisse, los ciudadanos suizos de a pie encabezan la lista de los más ricos del mundo, con diferencia. Es así que estos disponen de una fortuna media de 569.000 dólares per cápita, por delante de australianos (376.000 dólares), americanos (345.000 dólares) y noruegos, que cierran el Top 4 con 312.000 dólares. Pero si bien los suizos disponen de un poder adquisitivo tres veces superior a la media europea, este país dista de ser el paraíso dada la inusitada fortaleza de su moneda, unida a lo extremadamente caro que es vivir en Suiza.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.