Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Sin Agua y Sin Pan’, un cuento sobre los refugiados para niños

La venta de cada libro supondrá un donativo de tres euros a Amnistía Internacional

Dia de las Librerias
Una de las ilustraciones del cuento 'Sin Agua y Sin Pan'.

Una alambrada divide a los personajes de Sin agua y sin pan en dos mundos. Juntos, pero separados. Los adultos de ambos lados no están dispuestos a compartir con sus vecinos los alimentos que a unos les sobran y a otros les faltan. "¿Por qué son así nuestros padres?", se preguntan los niños cuando los mayores duermen. Entre ellos intercambian el agua, el pan y juegan al balón a pesar de la verja. "A los niños les choca cómo actúan sus padres. Ellos entienden la realidad de forma distinta, lo ven todo más sencillo y quizás las cosas son así, más fáciles", explica Luis Amavisca autor del libro que relata el drama de los refugiados. Este cuento sale a la venta este 14 de noviembre a 13,90 euros  y se donarán 3,30 euros a Amnistía Internacional

La historia discurre entre ilustraciones de trazo sencillo y pocos colores, aunque elegidos con la intención de reforzar el mensaje de cada escena. Tanto el autor como el ilustrador Raúl Guridi tenían muchas ganas de contar a los más pequeños la historia de estas personas que dejaron sus hogares para llegar a Europa.

"Cuando nos pusimos a trabajar pensamos cómo contarle la situación actual de los refugiados a los niños sin caer en el drama y que tuviera un mensaje positivo. El resultado fue contar una historia que permitiera a los más pequeños ponerse en la piel de los otros", cuenta el escritor. 

Amavisca es el fundador de la editorial NubeOcho cuyos libros tratan temas como la diversidad sexual, la igualdad o el medio ambiente. "Abordamos cuestiones que pueden ser difíciles de comprender por los niños, como  la muerte. En El árbol de los recuerdos abarcamos este gran tema que, aunque al principio nos daba un poco de reparo, ha funcionado muy bien y va por la tercera edición", explica. 

En lo que va de año alrededor de 362.000 personas han llegado a Europa, unas 340.000 por mar y unas 22.000 por tierra. Al menos 4.200 han muerto o han desaparecido en el Mediterráneo en 2016, convirtiéndose en el año más mortífero de la historia de esta ruta. El año pasado más de un millón de refugiados llegaron a tierra europea, la mayor parte a través del mar, según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM). 

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información