Cuando Jorge Batlle llamó a los argentinos “una manga de ladrones”

El expresidente de Uruguay, muerto a los 88 años en Montevideo, eternizó en 2002 una frase que aún resuena en Buenos Aires

El expresidente uruguayo Jorge Battle en 2002.

A mediados de 2002, cuando Argentina enfrentaba la peor crisis económica de su historia, el presidente de Uruguay, Jorge Batlle (2000-2005), lanzó ante una cámara una frase polémica. “Los argentinos son una manga de ladrones, del primero hasta el último", dijo Batlle, visiblemente enojado con los dos periodistas de la agencia Bloomberg que habían comparado la situación económica de ambos países. El presidente pensó que la cámara estaba apagada y soltó un torrente verbal que terminó estallando en Buenos Aires. “No nos compare o ¿usted es un ignorante absoluto de la realidad argentina y uruguaya? Somos dos países diferentes. ¿Sabe la clase de volumen de corrupción que tienen?", dijo muy enojado con la pregunta.

Argentina se encontraba en ese momento poco receptiva a las críticas. En diciembre de 2001 cinco presidentes se habían sucedido en el poder en menos de una semana y su economía se encontraba en cesación de pagos. El Fondo Monetario había decidido cortar todas las líneas de crédito y el presidente Eduardo Duhalde hacía malabares para evitar un nuevo estallido social. “Los argentinos se pasan diciendo a ver ‘quién es el culpable de no ayudarnos’. Y no se dan cuenta que tienen que ayudarse a sí mismo. Y no se dan cuenta de que el idioma que hablan no existe más en el mundo”, dijo entonces Batlle, sin duda afectado por las consecuencias de la crisis de su vecino en la pequeña economía uruguaya.

Más información
Muere el expresidente uruguayo Jorge Batlle

Días después, viajó a Buenos Aires y en persona pidió disculpas a Duhalde. Lo hizo entre lágrimas, recordando a su madre argentina. “Es propio de los seres humanos reconocer un error y disculparse. Quiero disculparme ante usted y disculparme ante el pueblo argentino”, dijo Battle en la Casa Rosada, con Duhalde a su lado y en mensaje que fue transmitido en vivo por la televisión. “No solo me unen lazos de sangre muy profundos por mi madre, sino porque gran parte de mi vida la he pasado en este país. Yo hice la escuela primaria acá, yo vine acompañando a mi familia que estaba deportada en Argentina. Vivíamos en una pensión, todos en una sola pieza, vivimos en esa condición y después me casé con una joven argentina. Y cuando mis hijos la pasaron mal en Uruguay los mandé con los abuelos a la Argentina. Por lo tanto no me cuesta pedirle disculpas al pueblo argentino y a usted, señor presidente”, contó el uruguayo sin poder contener las lágrimas.

Battle murió el lunes a los 88 años, después de sufrir un golpe en la cabeza que lo dejó varios días hospitalizado en estado grave.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Federico Rivas Molina

Es corresponsal de EL PAÍS en Argentina desde 2016. Fue editor de la edición América. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Buenos Aires y máster en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS