Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El deterioro de las relaciones humanas

En los últimos 20 años hemos asistido a la incorporación generalizada en la sociedad de las nuevas tecnologías. Al mismo tiempo, se ha producido un fuerte deterioro de las relaciones humanas. En un mundo cada vez más globalizado disponemos de una serie de herramientas que nos acercan, “en tiempo real”, a todas partes: Internet, teléfonos móviles, correo electrónico, redes sociales, etcétera. Obtenemos información de una manera instantánea, pero olvidamos los auténticos vínculos que caracterizan a los seres humanos. Nos hemos acostumbrado a distanciarnos en las relaciones personales. Hoy día es normal observar amistades juveniles que se desplazan en transporte público sin comunicarse entre sí, pero permanecen continuamente enganchados a los teléfonos móviles. También en las familias tendemos a aislarnos cada vez más. En lugar de reunirnos en el salón, como antaño, y comentar las vivencias de cada día, inquietudes, proyectos, nos recluimos en las habitaciones para conectarnos a los ordenadores. Nos hemos hecho esclavos de una revolución tecnológica que nos separa de la auténtica esencia del ser humano, y nos impide expresar nuestros sentimientos. En definitiva, nos hace perder la perspectiva de la comunicación en las relaciones humanas.— Javier Cordero Ruíz. Madrid.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.