Una crítica homófoba en Tripadvisor contra un hotel canario indigna a los clientes

Un turista inglés desata el enfado de otros usuarios por un comentario sobre sus vacaciones con su novia

Una imagen de la manifestación del Día del Orgullo Gay 2016.
Una imagen de la manifestación del Día del Orgullo Gay 2016.Cordon

Nunca salió nada bueno de la frase: “Yo no soy racista/machista/homófobo pero...”. Da igual el adjetivo que se utilice, la primera parte de la frase queda completamente contradicha con el argumento que prosigue al "pero". Este fue el caso de un turista británico que el pasado día 19 compartía una opinión en Tripadvisor sobre un hotel de Gran Canaria con el título: “La comida fue genial, pero los gais me hicieron sentir incómodo”. Y claro, él aseguraba que no era homófobo, pero...

El joven, cuyo apodo es Moosmith21, había pasado una semana en la isla junto a su novia y se había alojado en el Hotel Neptuno en Maspalomas, al sur de Gran Canaria. Se trata de un centro que solo admite adultos y que no cuenta entre sus actividades ninguna especialmente dirigida a la comunidad gay, como sí es el caso de otros establecimientos de la zona.

El comentario del usuario de Tripadvisor que luego se borró. El título es: "La comida fue genial, pero los gais me hicieron sentir incómodo".
El comentario del usuario de Tripadvisor que luego se borró. El título es: "La comida fue genial, pero los gais me hicieron sentir incómodo".

“Menos gente con niños, aquí viene de todo, somos una mezcla heterogénea”, asegura Armando Romero, director comercial del hotel. Explica que es “el primer hotel solo para adultos de las islas Canarias”. Y que es cierto que se encuentran cerca del centro comercial Yumbo, donde abundan los locales dirigidos al público gay, pero reitera que su clientela es variada y que, tanto en el Yumbo como en su hotel, lo que impera es la naturalidad absoluta. “Nosotros no ponemos etiquetas a nadie, solo buscamos la satisfacción de todos los clientes”, sentencia.

El joven usuario explica (en inglés) en su crítica, que ya ha sido borrada, que si bien el personal del hotel así como la comida son dignos de sus alabanzas, no puede decir lo mismo del resto de huéspedes. Aunque no es homófobo, asegura, había “una clara sensación de que las parejas homosexuales superaban en número a las heterosexuales en una proporción de dos a uno, al menos”. Y, por eso, explica que su novia y él nunca pasaron “demasiado tiempo en el hotel o relajados en la piscina” porque se sentía “muy incómodo”. Y como colofón, tacha de “un poco pervertido” al chico que, según cuenta, le mandó una copa a la habitación a pesar de que “nunca habló con él y su novia era visible en todo momento”.

Comentario borrado

Un usuario que revisaba las opiniones del hotel en Tripadvisor la vio, hizo una captura de pantalla y la tuiteó antes de que desapareciera de la web. Según confirman desde la propia página, ellos eliminaron la reseña: “No permitimos comentarios que promuevan la intolerancia hacia las personas o grupos de personas basada en su preferencia sexual”. En estos casos, tanto los propios usuarios como los propietarios de los establecimientos que se evalúan, puede denunciar estos comportamientos a los moderadores de la página, que se encargan de investigarlo.

Es curiosamente en esta misma página donde el turista inglés se defiende y pretende explicar la validez de su opinión. En uno de los foros preguntó si había algún bar en los alrededores del hotel donde pudiese ver un combate de boxeo y algunos usuarios, ya conocedores de la polémica, se mofan y recomiendan bares de temática gay. Él responde que su opinión no fue maliciosa y argumenta que si alguien no se siente cómodo en un lugar, debería decírselo a los otros viajeros. Según explica, él no había usado antes Tripadvisor y, si antes de viajar hubiera tenido ese tipo de información sobre el hotel, no habría pernoctado allí.

Desde ICON nos hemos intentado poner en contacto con este usuario inglés, pero no ha querido responder.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS