Un escándalo sexual salpica las legislativas de Marruecos

Una pareja de altos cargos islamistas es sorprendida en “flagrante delito de adulterio”

Una imagen de Rabat, la capital de Marruecos.
Una imagen de Rabat, la capital de Marruecos. FADEL SENNA (APF)

Eran solo una pareja de amantes practicando el sexo dentro de un coche aparcado en una playa a 30 kilómetros de Casablanca. Una más en la noche tórrida del 20 de agosto. Pero fueron descubiertos por los gendarmes en “flagrante delito de adulterio”. Y resultó que él era Mulai Omar Benhamad y ella, Fátima Nejjar, dos grandes referentes morales del Movimiento Unidad y Reforma (MUR), brazo ideológico y reserva espiritual del gobernante Partido Justicia y Desarrollo (PJD), islamista moderado vencedor de las elecciones en 2011. Omar Benhamad luce una poblada barba canosa y Nejjar aparece siempre en público con el cabello cubierto.

Viuda y madre de seis hijos, Nejjar era vicepresidenta segunda del MUR y tenía gran influencia entre los jóvenes islamistas, a los que advertía de que la risa de una mujer ante un hombre puede interpretarse como un acto de fornicación. Sus vídeos en YouTube superan las 100.000 visitas.

Mulai Omar Benhamad era vicepresidente del movimiento, profesor universitario y doctor en Estudios Islámicos. En 2013 emitió una fatua en la que prohibió los intercambios de palabras amorosas en Facebook. Ahora, ambos deben sentarse en el banquillo por vulnerar el artículo 490 del Código Penal, que contempla cárcel desde un mes a un año para quienes mantengan relaciones fuera del matrimonio. Ambos han sido apartados de sus cargos en el MUR. Pero el caso seguirá coleando, probablemente, hasta que se celebren las elecciones legislativas del 7 de octubre. El juicio está previsto para el 22 de septiembre. A pesar del escándalo, el PJD se perfila como gran favorito. A falta de logros económicos, su mejor carta de visita es la supuesta integridad, la aparente falta de corrupción tras cinco años de Gobierno. Así que, desde sus filas, se intentará abordar el caso como un suceso sin trascendencia.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Mientras tanto, se preguntan algunos analistas, ¿cuántos amantes clandestinos, en medio de la indiferencia general, seguirán siendo humillados por la policía en virtud del artículo 490 del Código Penal?

Sobre la firma

Francisco Peregil

Es corresponsal para el Magreb desde 2015, con sede en Rabat. Antes ejerció desde Buenos Aires durante tres años como corresponsal para Sudamérica. Comenzó en EL PAÍS en 1989, después de trabajar varios meses en 'El Mundo'. Es autor de las novelas 'Era tan bella', –mención especial del jurado del Premio Nadal en 2000– y 'Manuela'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS