Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

11,6 millones de vacunas

República Democrática del Congo espera poder vacunar a parte de la población contra la fiebre amarilla tras sufrir el peor brote de esta enfermedad en décadas

El ministro de Sanidad de República Democrática del Congo (RDC), Felix Kabange, ha anunciado este lunes que el próximo 20 de julio dará comienzo una nueva campaña de vacunación contra la fiebre amarilla que planea suministrar vacunas a unos 11,6 millones de personas.

Kabange ha declarado que el objetivo es suministrar el tratamiento preventivo contra la enfermedad a toda la población de la capital, Kinshasa, y de las provincias de Kwango, Luabala y Kasai, excepto a los niños menores de nueve meses, para los que podría ser muy peligroso.

El brote actual de fiebre amarilla es el peor en décadas y ya se ha cobrado la vida de unas 325 personas en Angola, mientras que en RDC se ha declarado la epidemia en Kinshasa y otras dos provincias tras registrar 67 casos confirmados y más de 1.000 casos sospechosos.

La semana pasada el Gobierno de RDC anunció que se estaba quedando sin vacunas en la capital, después de haber tratado a más de dos millones de personas y de que se confirmasen cinco muertes a raíz de la enfermedad. La Organización Mundial de la Salud (OMS), en respuesta, se comprometió a lanzar varias campañas de emergencia en la frontera entre Angola y República Democrática del Congo.

Las reservas mundiales de vacunas para la fiebre amarilla ya han tenido que ser reabastecidas dos veces en lo que va de año. En la actualidad se cuenta con unos seis millones de dosis, pero pueden no ser suficientes si se siguen produciendo brotes simultáneos de la fiebre. De momento, unos 18 millones de vacunas han sido suministradas en RDC, Angola y Uganda, un récord histórico.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información