Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Capilla Sixtina abre en México

Una réplica de la obra que se levanta en Ciudad del Vaticano se inaugura en la capital mexicana

REUTERS

La Capilla Sixtina ya puede visitarse en México. Una réplica exacta y de tamaño natural del edificio situado en el costado derecho de la Basílica de San Pedro, en Ciudad del Vaticano, ha sido inaugurada en la capital del segundo país con más católicos de la Tierra. Es una reproducción portátil: si tiene éxito, viajará a Toluca, Puebla, León, Monterrey y Guadalajara.

"La Capilla Sixtina, uno de los Museos Vaticanos que anualmente registra la mayor cantidad de visitantes a nivel mundial, es recreada al 100% de su tamaño natural en la Ciudad de México", explicó el Gobierno capitalino en un comunicado.

Réplica de la Capilla Sixtina en México
Vista general del exterior de la réplica de la Capilla Sixtina. EFE

La réplica se alza al lado del Monumento a la Revolución, en el corazón de la ciudad, y consta de una estructura tridimensional en secciones con reproducciones fotográficas del interior de la capilla. La reproducción tiene una altura de 22 metros, 67 de largo y 28 de ancho, y ocupa una superficie de 510 metros cuadrados. La magna obra pictórica interior ha sido reproducida al milímetro gracias a 2,7 millones de fotos.

Se calcula que cada hora podrá ser visitada por 1.200 personas, de forma gratuita, hasta el próximo 25 de julio, cuando cerrará al público.

La Capilla Sixtina es considerada una joya de la pintura del Renacimiento y contiene frescos de Miguel Ángel, Pietro Perugino, Domenico Ghirlandaio, Bartolomeo della Gatta o Sandro Botticelli. Su construcción fue encargada por el Papa Sixto IV a Francesco Della Rovere.

Existen por lo menos otras dos reproducciones de la Capilla Sixtina en el mundo. Una está en la iglesia parroquial de los Mártires Ingleses en West Sussex, Reino Unido. La creó Gary Bevans, un artista local, entre 1987 y 1993. Se considera la primera reproducción completada de la obra. La segunda estaba en el techo de un restaurante italiano en Manchester, pero solo era una réplica de la parte central de la bóveda y el lugar cerró sus puertas en 2012.

Más información