El reloj 'encuentraniños'

Federico Reparaz

A LOS críos les encanta jugar al escondite. Algo que puede resultar tan mágico para ellos como preocupante para sus padres. Al menos si tardan demasiado en volver. Por fortuna, la electrónica ha logrado que los relojes, además de señalar las horas, marquen también el rumbo de los niños perdidos. Es el caso del Move Time, de Alcatel, un sencillo teléfono disfrazado de reloj pensado para edades de cinco a nueve años. Con él, los padres pueden ver en sus móviles un mapa en el que aparece la localización de sus hijos. El aparato es capaz de detectar su ubicación, incluso dentro de un edificio, gracias a las señales de redes GPS, GSM y wifi. También puede emitir una alerta cuando el pequeño se aleja demasiado de un área. Para que el encanto del juguete no se rompa, ha sido diseñado a prueba de polvo y salpicaduras de agua.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50