Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un paseo por el Museo de América

El centro madrileño alberga más de 25.000 piezas de la historia del continente, de los colombianos quimbayas a los tinglit de Alaska

  • El tesoro de los Quimbayas fue descubierto en 1890 por expoliadores de tumbas en Soledad (Quindío, Colombia). El presidente colombiano Carlos Holguín lo regaló a la reina española María Cristina en 1893, tras exponerlo en el cuarto centenario de la llegada de los españoles a América.
    1El tesoro de los Quimbayas fue descubierto en 1890 por expoliadores de tumbas en Soledad (Quindío, Colombia). El presidente colombiano Carlos Holguín lo regaló a la reina española María Cristina en 1893, tras exponerlo en el cuarto centenario de la llegada de los españoles a América.
  • Una momia de la cultura paracas, que se desarrolló en la provincia peruana de Pisco del 700 a. C. al 200 d. C. Esta pieza está datada en torno al 200 a. C. y corresponde a una figura de la alta sociedad de aquel entonces. El manto con el que cubrían el cadáver es de una "sofisticadísima elaboración", en palabras de Beatriz Robledo, responsable de Etnología.
    2Una momia de la cultura paracas, que se desarrolló en la provincia peruana de Pisco del 700 a. C. al 200 d. C. Esta pieza está datada en torno al 200 a. C. y corresponde a una figura de la alta sociedad de aquel entonces. El manto con el que cubrían el cadáver es de una "sofisticadísima elaboración", en palabras de Beatriz Robledo, responsable de Etnología.
  • Los gabinetes científicos del siglo XVIII almacenaban multitud de piezas en una misma estantería o vitrina. Fueron los precursores de las actuales galerías y en el Museo de América se ha recreado una sala al estilo de aquellos. En la imagen, un libro sobre la historia del río Orinoco.
    3Los gabinetes científicos del siglo XVIII almacenaban multitud de piezas en una misma estantería o vitrina. Fueron los precursores de las actuales galerías y en el Museo de América se ha recreado una sala al estilo de aquellos. En la imagen, un libro sobre la historia del río Orinoco.
  • En la imagen, varios cuadros de castas del siglo XVIII. Suponían la legitimación visual de lo que pasaba en la sociedad americana después de la llegada de los españoles. "Demuestran la obsesión por el linaje en aquella época", apunta Andrés Gutiérrez, responsable del departamento de América Precolombina.
    4En la imagen, varios cuadros de castas del siglo XVIII. Suponían la legitimación visual de lo que pasaba en la sociedad americana después de la llegada de los españoles. "Demuestran la obsesión por el linaje en aquella época", apunta Andrés Gutiérrez, responsable del departamento de América Precolombina.
  • El códice Tro-Cortesiano o de Madrid es uno de los tres únicos documentos mayas que se conservan en el mundo junto con el de Dresde y el de París. Se trata de un compendio de conocimientos astronómicos y de la naturaleza con el que las élites dirigían la sociedad.
    5El códice Tro-Cortesiano o de Madrid es uno de los tres únicos documentos mayas que se conservan en el mundo junto con el de Dresde y el de París. Se trata de un compendio de conocimientos astronómicos y de la naturaleza con el que las élites dirigían la sociedad.
  • Impermeable de la cultura chugach (sur de Alaska) a base de tripas de mamífero marino cosidas entre sí. Estas vestimentas eran utilizadas por los inuit (esquimales) para navegar en kayak. Esta pieza está datada entre 1775 y 1800.
    6Impermeable de la cultura chugach (sur de Alaska) a base de tripas de mamífero marino cosidas entre sí. Estas vestimentas eran utilizadas por los inuit (esquimales) para navegar en kayak. Esta pieza está datada entre 1775 y 1800.
  • La Estela de Madrid (650 d. C.) es el soporte derecho de un trono que el dirigente maya Pakal mandó construir. Este gobernante llevó acabo una campaña iconográfica para legitimarse en el trono tras haber sido ascendido por su madre, rompiendo la tradición del legado paterno.
    7La Estela de Madrid (650 d. C.) es el soporte derecho de un trono que el dirigente maya Pakal mandó construir. Este gobernante llevó acabo una campaña iconográfica para legitimarse en el trono tras haber sido ascendido por su madre, rompiendo la tradición del legado paterno.
  • Dos de las 24 tablas enconchadas realizadas en México en 1698 que representan la conquista del imperio azteca por Hernán Cortés. Sus autores, Juan y Miguel González, residentes en México, lo realizaron por encargo del rey Carlos II y desde principios del siglo XVIII entró a formar parte de las colecciones reales. En los cuadros combinan la capa pictórica con fragmentos de nácar.
    8Dos de las 24 tablas enconchadas realizadas en México en 1698 que representan la conquista del imperio azteca por Hernán Cortés. Sus autores, Juan y Miguel González, residentes en México, lo realizaron por encargo del rey Carlos II y desde principios del siglo XVIII entró a formar parte de las colecciones reales. En los cuadros combinan la capa pictórica con fragmentos de nácar.
  • Urna funeraria en la que se representa a un joven de la élite dirigente con los atributos propios del dios solar Kinich Ahau sentado sobre un tronco de ceiba, el árbol sagrado de los mayas. Está datada entre el 600 y el 900 d. C. y fue encontrada en Quiché (Guatemala).
    9Urna funeraria en la que se representa a un joven de la élite dirigente con los atributos propios del dios solar Kinich Ahau sentado sobre un tronco de ceiba, el árbol sagrado de los mayas. Está datada entre el 600 y el 900 d. C. y fue encontrada en Quiché (Guatemala).
  • Imagen del exterior del Museo de América, ubicado en el distrito madrileño de Moncloa. La planta de la construcción sigue el modelo de un monasterio y terminó su última remodelación en 1994.
    10Imagen del exterior del Museo de América, ubicado en el distrito madrileño de Moncloa. La planta de la construcción sigue el modelo de un monasterio y terminó su última remodelación en 1994.