Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

¿Confiar en nuestros dispositivos?

Recientemente, Apple negaba al FBI la posibilidad de desbloquear un Iphone ya que para esta empresa la protección de datos de sus consumidores es una de sus prioridades; seguidamente, el FBI encontró la manera y accedió a los datos. La facilidad con la que entraron en el smartphone hace que me cuestione hasta dónde llega nuestra intimidad y quién puede acceder a ella. Cada vez estamos avanzando más en el uso de tecnologías que registran nuestra actividad y crean bases de datos que son vendidas al mejor postor; por ejemplo, los smartwatch o las gafas de realidad virtual, accesorios que pueden facilitarnos la vida a cambio de nuestra información y rutinas. A medida que continuemos mejorando nuestros objetos de uso cotidiano, avanzará la manera en que la intimidad se transformará en virtual. Coches inteligentes que puedan hacer un seguimiento de nuestras rutas, los check-ins de los sitios que visitamos, los objetos o servicios que adquirimos, entre otros ejemplos, acabarán por crear un perfil de nuestra persona que podrá ser usado en beneficio de las empresas. ¿Dónde están los límites del tráfico de datos y quién decide cómo establecerlos?— Joan Baeta Muñoz.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.