Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vídeo| El reto de los 4 minutos: la bici estática, o cómo adelgazar sin salir de casa

Seis motivos para desenterrar la bicicleta estática y darle una nueva oportunidad. Quemar grasas mientras ves tu serie favorita es posible

Una parte importante de la población tiene en su casa un instrumento aparatoso parecido a una bici pero que, al contrario que esta, no transporta a ningún lugar. Ante su dudosa utilidad, durante años la gente le ha sacado partido usándolo como perchero. Pero esta semana en nuestra serie El reto de los 4 minutos, Gonzalo Maganto, el entrenador personal de ICON, muestra que es posible adelgazar con la bici estática si se le quita la ropa de encima y se usa correctamente.

Cosas a tener en cuenta: 1. La posición del manillar es determinante para que no se produzcan lesiones. “Debe estar alto, de manera que permita que los brazos queden relajados y la espalda estirada. Así no nos encogemos hacia delante”, explica nuestro especialista. Sentarse recto, como si estuviéramos en una mesa, evita que la zona lumbar sufra durante el entrenamiento. 2. La resistencia es otro factor importante. “La cadencia del pedaleo debe ser constante; lo ideal es llevar un ritmo alegre, pero notando cierta dureza en los pedales”, apunta. La musculatura de la pierna debe realizar un esfuerzo que permita continuar con el ejercicio durante mínimo 40 minutos. 3. Antes de sentarse en la bici a pedalear es conveniente comer algo. “Yo no recomiendo hacer ningún tipo de ejercicio con el estómago vacío porque no sabes cómo va a reaccionar el cuerpo de cada persona”, explica Maganto. “Hidratarse también es indispensable. Al lado de la bici debemos tener una botella de agua para ir bebiéndola a chupitos poco a poco”.

La cadencia del pedaleo debe ser constante; lo ideal es llevar un ritmo alegre, pero notando cierta dureza en los pedales

Este es un trabajo cardiovascular, no de fuerza máxima. “Es más efectivo llevar una velocidad lenta y durar más tiempo que pedalear muy rápido y no aguantar ni 10 minutos”, reconoce el entrenador. Nuestro cuerpo empieza a quemar grasas a partir de los 20 minutos, pero para que el entrenamiento sea completo se debe realizar unos 40 minutos. Con la bicicleta estática trabajamos muchas fibras musculares durante mucho tiempo, como con cualquier ejercicio cardiovascular.

¿Con la bici estática se puede adelgazar? Sí. Con una sesión de 45 minutos se pueden quemar hasta 600 calorías. Con constancia, combinándolo con los ejercicios de fuerza que hemos explicado en anteriores vídeos y con una dieta equilibrada en unas semanas bajaremos de peso.

¿Aumenta mucho el tamaño de las piernas haciendo bici? No. Con este ejercicio solo se mejora el tono muscular. La prueba gráfica está en los ciclistas profesionales. Suelen ser personas finas con las piernas sin ningún signo de hipertrofia muscular. ¿Y el tamaño de los glúteos? A pesar de lo que muchos piensan las dimensiones de los glúteos tampoco varían al trabajar con la bici.

¿Cuándo empieza a notarse el resultado? “Si trabajamos con la bici entre 3 y 4 días a la semana durante una hora, en menos de un mes notaremos el cambio”, asegura Maganto. La fuerza de las piernas será mayor y estarán más tonificadas. Las personas sedentarias, además, notarán agujetas intensas a las 48 horas de haber realizado el entrenamiento, que serán el mejor indicador de que los músculos están trabajándose.

Otros capítulos de nuestra serie El reto de los 4 minutos:

- Cinco ejercicios para presumir de unos glúteos duros. Pincha aquí para ver el vídeo.

- Seis ejercicios para que no te quejes más de la espalda. Pincha aquí para ver el vídeo.

- Así se hacen los abdominales perfectos. Pincha aquí para ver el vídeo.

- Pectorales y brazos fuertes. Pincha aquí para ver el vídeo.

- ¿Hecho polvo tras 8 horas en la oficina? Haz esto. Pincha aquí para ver el vídeo.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información