Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CLAVES CULTURALES: OCIO

Vacaciones heladas

Nieve, luces y aplausos para las fiestas

Ilustración de Alberto Gamón. Ampliar foto
Ilustración de Alberto Gamón.

Se arrodilla, para ponerse a su altura y hablar con los niños. El presentador de Telecinco Jesús Vázquez vibra con ellos cuando triunfan y les consuela como nadie en la desilu­sión. “Cuando era pequeño no tenía fácil acceso a la nieve. Soñaba con ella pero no podía tocarla, era un artículo de lujo”, recuerda el conductor de La Voz Kids y Pequeños gigantes. “No hay mejor manera de disfrutar de la Navidad. Montar en trineo, tirarse bolas, hacer un muñeco… Yo me llevaría a los niños a un lugar donde puedan verla al despertar por la mañana”. Pero no todo va a ser jugar. “Esquiar es una experiencia maravillosa. Sentir el aire en la cara, ir deslizándote”. Se ríe recordando cómo, al descender por la pista, “me van adelantando montones de niños, de cuatro a siete años, que esquían mejor que yo. Pasan volando”.

“Otra cosa que he hecho ya de mayor, pero que recomiendo, es pasar la Navidad en un parque temático. En mi infancia soñaba con Disneyland, y Estados Unidos quedaba fuera de mi alcance. Pero ahora lo tenemos en París, y hay parques estupendos en España con ofertas interesantes”, comenta Jesús Vázquez.

Ayudante de los Reyes

El presentador Jesús Vázquez tuvo la suerte de poder participar en una cabalgata, “subido a una carroza, ayudando a los Reyes Magos, y me emocionó contemplar las caras de ilusión desbordante de los chavales, la felicidad mágica que irradian. Ponerme a su altura hace que me sienta vivo. Cuando dejas que se vaya ese niño que llevamos dentro, no vives con la misma emoción. Estas vacaciones hay que disfrutarlas como lo hacen ellos”.

“Patinar sobre hielo es otro plan fabuloso que recomiendo a todo el mundo. Yo vivía cerca de una pista y lo pasaba en grande. Cuando aprendes a deslizarte y ganas seguridad, corriendo a toda velocidad, la sensación es maravillosa. Te falta la naturaleza y ver pasar los paisajes como cuando esquías, pero te ríes igual al caer sobre el hielo. Es un deporte excelente”, apunta Jesús Vázquez.

Port Aventura, por ejemplo, despliega hasta el 6 de enero una pista de hielo en el área de México, y celebra como novedad su Christmas Family Festival (www.portaventura.es). En Main Street U.S.A. de Disneyland Paris (www.disneylandparis.es) cae la nieve a diario, y un espectáculo de fuentes y fuegos artificiales cierra cada jornada hasta el 7 de enero. “Ver desfilar las carrozas envuelto en la música, pasear por las calles con todas las luces encendidas, disfrutar de los espec­tácu­los por todo el recinto… No hay un entorno más mágico”, se entusiasma el presentador.

“Aun así, tengo que reconocer que como de verdad lo he pasado bomba, siendo niño, es colgando las bolas del árbol, montando el belén, aprendiendo y cantando villancicos al son de la pandereta…”, apunta Jesús. “Ya como adulto he probado a hacer otras cosas, como pasar las fiestas en el Caribe. Pero confieso que echaba de menos el frío, meterme en casa para estar calentito… Resulta extraño pasar estos días en una playa, con calor. Te falta algo”.

Robótica y ‘scratch’ Inventores del mañana.

Si se pasan el día pegados a una pantalla, saquémosle jugo. Conmasfuturo (www.conmasfuturo.com) incluye entre sus propuestas un programa de Robótica con Lego WeDo, para niños de 6 a 8 años, los días 23, 28 y 29 de diciembre. También talleres de Minecraft y Scratch.

La infancia se baila. Música y ciencia.

La infancia de Frederic Mompou recreada por bailarines y en tres piezas de piano. Del 2 al 4 de enero en CaixaForum Barcelona. Y en el espacio Creactivity de CosmoCaixa, los niños investigan con rampas, engranajes, circuitos eléctricos… (https://obrasocial.lacaixa.es).

Navidad perfecta. Mejor compartida.

Junto a una vieja fábrica abandonada duermen un abuelo y su nieta, recordando las andanzas de dos torpes inventores que buscaban una fórmula para crear la Navidad perfecta. Así arranca el espectáculo de este año de Circo Price (www.teatrocircoprice.es). Hasta el 10 de enero.

Campamento teatral. Pequeños actores.

Cuarta Pared (www.cuartapared.es) organiza, del 28 al 30 de diciembre, un campamento urbano centrado en el teatro. Los niños de 3 a 12 años hacen acrobacias y aprenden coreografías y canciones. Y los jóvenes de 13 a 17 se expresan a través de la interpretación.

¡A montar el belén! (Con material reciclado).

La Fundación Canal ofrece a niños de entre 4 y 12 años la posibilidad de crear un belén de maniquíes articulados, con materiales reciclados, mientras conocen la historia de esta representación navideña. Del 18 al 20 de diciembre (www.fundacioncanal.es).

Creadores con Google. De mirón a creador.

En los talleres de Google que se imparten en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, los chavales de 9 a 18 años aprenden a desarrollar programas, aplicaciones, videojuegos y juegos para móviles.www.fecyt.es. Del 23 de diciembre al 3 de enero.

Jungla en pleno invierno. Exposición para Alicia.

La Casa Encendida (www.lacasaencendida.es) convierte su patio en una selva y propone, del 19 de diciembre al 3 de enero, un taller de free-dancing y otro de instrumentos musicales electrónicos fabricados con frutas y verduras. Más una exposición: Alicia en el país de las maravillas.

Entre generaciones. Mirar a los libros.

La Fundación Germán Sánchez Ruipérez (www.fundaciongsr.es) propone, el 17 de diciembre en Salamanca, un taller para niños a partir de 7 años con adultos. Compartirán pasión por la lectura en webs, whatsapp, videojuegos, versos, cómics…

Conecta huesos. Regreso al pasado.

Hasta el 6 de enero, en el Museo de la Evolución Humana de Burgos (www.museoevolucion humana.es), los niños de 4 a 12 años podrán visitar La sima de los osos, buscar a los dioses celtas, conectar huesos desparramados o pasar la noche entre piezas prehistóricas.

Ciencia en los juguetes. Saber cómo funcionan.

El Parque de las Ciencias de Granada (www.parqueciencias.com) propone, del 23 de diciembre al 6 de enero, el taller Juguetes conCiencia, en el que se muestran los principios físicos que hacen funcionar los regalos de los Reyes Magos: óptica, magnetismo o leyes de la mecánica.

En busca del Yeti. Fabricar un iglú.

Planeta 40 (www.planeta40.com) organiza un viaje para familias al Pirineo oscense. Los niños buscan huellas o pelos del yeti, fabrican un iglú, se deslizan con trineos, guerrean tirando bolas, andan con raquetas y, si son mayores de 7 años, hacen equilibrios sobre cuerda.

El mundo al descubierto. Visiones viajeras.

La actividad navideña del Museo Thyssen-Bornemisza explora las experiencias que aporta a una familia la realización de un viaje. Ligeros de equipaje acerca a los niños de 6 a 12 años a las obras plásticas. Del 19 de diciembre al 5 de enero (www.educathyssen.org).