Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siguiendo los pasos del último ‘gran felino’

Un documental, en el que participa WWF, recrea la forma de vida del leopardo de las nieves, un gran desconocido debido a su naturaleza esquiva

Imágenes de leopardos de las nieve salvajes presentes en el documental 'Spirit of the Mountain'

La temperatura de Mongolia ha subido dos grados centígrados desde 1940. Los científicos es este país sin salida al mar advierten, además, que la zona podría calentarse otros cuatro grados en 2080, a menos que se tomen medidas urgentes.

Por esta razón, el número de leopardos de las nieves, especie propia de las montañas de Asia central y que se encuentra en peligro de extinción (se estima que quedan apenas 5.000 ejemplares) está rápidamente decreciendo en Mongolia a la vez que su hábitat natural, montañas remotas a altitudes de hasta 6.000 metros, está siendo ocupado por otras especies.

Poner collares con GPS a los leopardos de las nieves es uno de los métodos más famosos para dirigir investigaciones de estos animales esquivos. "Debido a su naturaleza extremadamente reservada, los leopardos de las nieves son los grandes felinos menos estudiados del mundo", indica Khulan Munkh-Erdene, responsable de comunicación de WWF-Mongolia. “Estos collares nos dan información vital sobre los patrones de movimiento que siguen”.

Los collares con GPS dan información sobre los patrones de movimiento de estos felinos. ampliar foto
Los collares con GPS dan información sobre los patrones de movimiento de estos felinos.

Además de por su importancia científica, los datos son principalmente utilizados para tomar decisiones que mejoren la conservación de estas especies amenazadas, tales como identificar su zona de actividad y mantenerla bajo protección.

Para encontrar algún ejemplar de leopardo de las nieves, los investigadores identifican primero los puntos donde es más probable que aparezcan a través del análisis de huellas, heces, aerosoles y cámaras ocultas automáticas, y se colocan en esos lugares trampas seguras.

“Una vez que el animal es capturado, se le suministra un tranquilizante y se le coloca un collar garantizando el control total de su estado de salud. Entonces se toman medidas del cuerpo, pelo y muestras de sangre durante el proceso, y después son enviadas al laboratorio”, explica Erdene.

Los investigadores señalan, no obstante, que se desconoce cuál es el mejor método para la conservación de este leopardo. “Es muy difícil decir cuál porque los logros se producen por impactos acumulados. Sin embargo, las casi dos décadas de prácticas de conservación para el leopardo de las nieves por parte de WWF-Mongolia muestran que involucrar a las comunidades locales en la conservación de las especies es uno de los métodos más eficaces”, indica Erdene.

El grupo de la expedición y los cineastas ampliar foto
El grupo de la expedición y los cineastas

En una de las expediciones organizadas por la WWF, los cineastas William Davies y Hereward Holanda se unieron al equipo para elaborar un documental de 45 minutos sobre la vida de estos animales, desarrollado en la región centro-norte de Buthan, en la cordillera del Himalaya. 

“Es extremadamente difícil grabarles en libertad y no siempre se tiene éxito. En junio de 2015, presentamos un largometraje de 45 minutos titulado Espíritu de la Montaña (Spirit of the Mountain). En la película se pueden ver cómo se integran las imágenes captadas en el contexto de la película”, destaca Erdene.

Más información