“Hoy me siento libre”

Luisa Drofi Quefasse necesitó ayuda de una ONG para sacar a su bebé con bajo peso adelante hace 15 años. Hoy, trabaja en ella y se dedica a impartir formación sobre salud para mejorar el bienestar de su comunidad

En Mozambique, las distancias se miden en tiempo y no kilómetros. Luisa, de 50 años, lo sabe bien. Nunca se sabe cuándo pasará 'la chapa' (transporte informal) cerca de su casa para acudir a su centro de trabajo en la Fundación Encontro, en Massaca. O quizá quiera visitar a un vecino enfermo para darle consejo. Esta es su labor: impartir formación en hábitos saludables y bienestar. Y en su trayecto diario por los bacheados caminos, dure media hora o dos, reflexiona sobre cómo puede ayudar más y mejor a su comunidad. "Aquí los desafíos son grandes", dice.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS