Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La mujer colgada del segundo piso me hizo pensar en el 11-S”

Un periodista de 'Le Monde' graba la huida de la sala Bataclan en el ataque terrorista y es herido en un brazo cuando acudió a socorrer a los afectados

Daniel Psenny, un periodista del diario Le Monde que vive a espaldas de la sala de espectáculos Bataclan, ha resultado herido tras intentar auxiliar a algunos de los heridos que escapaban de la sala, atacada por terroristas junto a otros lugares de ocio de París este viernes. Según el relato que hace el diario, Psenny recibió un balazo en su brazo izquierdo disparado desde una de las ventanas de la sala de conciertos. A las tres de la madrugada fue trasladado a las urgencias del hospital Georges-Pompidou, donde va a ser operado. 

En torno a las diez de la noche, Psenny había filmado con su móvil la huida de decenas de personas por la salida trasera del teatro. Así ha relatado a Le Monde la escena: “Estaba trabajando en casa. La tele estaba encendida y emitía una película en la que Jean-Hugues Anglada hace de poli. Oí un ruido, como de petardos, y estaba convencido de que era algo de la película. Pero el ruido era muy fuerte y me acerqué a la ventana. Vivo en un segundo piso y mi apartamento da a las salidas de emergencia del Bataclan. A veces se producen algunas evacuaciones [de la sala] un poco movidas, pero esta vez, todo el mundo corría para todos lados, he visto a tíos tirados por el suelo, sangre… Comprendí que se trataba de algo serio”.

En ese momento Psenny preguntó desde su ventana qué pasaba: “Todo el mundo se dirigía a la calle Amelot o el bulevar Voltaire. Una mujer estaba aferrada a una ventana del Bataclan, en la segunda planta. Pensé en las imágenes del 11 de septiembre. En ese momento me dije de bajar y abrir la puerta [de casa] para que la gente pudiera venir a refugiarse. Abrí el portal. Había un hombre tirado en la acera con otro hombre que luego no he vuelto a ver; alguien ha tirado de él para meterlo a salvo en el portal. En ese momento es cuando he debido de recibir la bala y he visto que salía sangre. Creo que el tirador estaba en la ventana del Bataclan. El tipo que han guardado a cubierto tenía un disparo en una pierna. Es un americano. Vomitaba, tenía frío, parecía que iba a morir. Han llamado a los bomberos, pero no nos podían evacuar. He llamado a una amiga médica que me ha explicado cómo hacerme un torniquete con mi camisa. Y nos hemos quedado a un lado hasta que ha tenido lugar el asalto y el RAID [la unidad de asalto de la Policía francesa] ha venido a buscarnos”.

Más información