Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspenso en reciclaje

El 80% de la basura electrónica, 600.000 toneladas, acaban en sitios desconocidos

  • A España le queda un largo recorrido para ser un modelo a seguir en el reciclaje de la basura electrónica. Al año más de 600.000 toneladas de electrodomésticos acaban desguazados en plantas no autorizadas o canibalizados por mafias a golpe de martillo.
    1A España le queda un largo recorrido para ser un modelo a seguir en el reciclaje de la basura electrónica. Al año más de 600.000 toneladas de electrodomésticos acaban desguazados en plantas no autorizadas o canibalizados por mafias a golpe de martillo.
  • Un informe elaborado este año por la Interpol y la Universidad de las Naciones Unidas, sitúa a España en la cola europea del reciclado. Solo Rumanía y Chipre están por debajo de los hábitos españoles. Más del 80% de los residuos acaban en sitios desconocidos. En la foto, el poligono industrial de Casablanca de Torrejon de Ardonz.
    2Un informe elaborado este año por la Interpol y la Universidad de las Naciones Unidas, sitúa a España en la cola europea del reciclado. Solo Rumanía y Chipre están por debajo de los hábitos españoles. Más del 80% de los residuos acaban en sitios desconocidos. En la foto, el poligono industrial de Casablanca de Torrejon de Ardonz.
  • La costumbre de no reciclar supone un grave problema medioambiental y sanitario, pero también económico. En Europa, la pérdida directa, según el documento, se estima entre los 800 y 1.700 millones de euros.
    3La costumbre de no reciclar supone un grave problema medioambiental y sanitario, pero también económico. En Europa, la pérdida directa, según el documento, se estima entre los 800 y 1.700 millones de euros.
  • En España, los fabricantes tienen la obligación desde 2005 de encargarse del reciclado de los residuos eléctricos y electrónicos (RAEES). Además, los consumidores financian el proceso pagando un canon, de entre 5 y 30 euros, al hacerse con los productos.
    4En España, los fabricantes tienen la obligación desde 2005 de encargarse del reciclado de los residuos eléctricos y electrónicos (RAEES). Además, los consumidores financian el proceso pagando un canon, de entre 5 y 30 euros, al hacerse con los productos.
  • ECOLEC, una de las mayores empresas de Sistema Integrado de Gestión (SIG), que representa al 50% de los fabricantes de grandes y pequeños electrodomésticos, trató el año pasado 67.000 toneladas. El volumen generado anualmente en España supera las 750.000.
    5ECOLEC, una de las mayores empresas de Sistema Integrado de Gestión (SIG), que representa al 50% de los fabricantes de grandes y pequeños electrodomésticos, trató el año pasado 67.000 toneladas. El volumen generado anualmente en España supera las 750.000.
  • Uno de las disfunciones que fomenta esta mala praxis es que los transportistas no suelen cobrar del distribuidor por retirar el aparato sustituido y se quedan en compensación con el residuo. Acaban así normalmente en desguaces ilegales donde se paga más que en una planta autorizada.
    6Uno de las disfunciones que fomenta esta mala praxis es que los transportistas no suelen cobrar del distribuidor por retirar el aparato sustituido y se quedan en compensación con el residuo. Acaban así normalmente en desguaces ilegales donde se paga más que en una planta autorizada.
  • La existencia de mafias que roban sistemáticamente, según los cálculos del sector, hasta un 35% de los residuos es otro de los grandes problemas del sistema. La impunidad con la que actúan es casi total.
    7La existencia de mafias que roban sistemáticamente, según los cálculos del sector, hasta un 35% de los residuos es otro de los grandes problemas del sistema. La impunidad con la que actúan es casi total.
  • Un estudio de la OCU elaborado en 2013 monitorizó, a través de GPS, 16 electrodomésticos y comprobó que sólo cuatro de ellos terminaron en una planta de reciclado autorizada.
    8Un estudio de la OCU elaborado en 2013 monitorizó, a través de GPS, 16 electrodomésticos y comprobó que sólo cuatro de ellos terminaron en una planta de reciclado autorizada.