Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amal Clooney, defensora de la libertad de prensa

La abogada considera que la condena a tres años de cárcel a los tres periodistas de Al Yazira genera un grave precedente para Egipto

Amal Clooney
El periodista Mohammed Fahmy, junto a su abogada Amal Clooney. AP

Amal Clooney, abogada y esposa de George Clooney, considera que el juicio contra tres periodistas del canal catarí Al Yazira, condenados en Egipto a tres años de cárcel por difundir noticias falsas y trabajar sin permisos es "un precedente peligroso" en el país. "Lo que ocurrió con este juicio es un precedente peligroso para Egipto. Envía el mensaje de que los periodistas pueden ser censurados por simplemente hacer su trabajo, contar la verdad y dar las noticias. Es un mensaje peligroso que los tribunales puedan ser utilizados como herramientas políticas", dijo a los medios.

Clooney, miembro del equipo de defensa de uno de los procesados, el periodista egipcio-canadiense, Mohamed Fahmi, mostró también a las puertas del tribunal sus dudas sobre la integridad del proceso. Fahmi, junto al reportero egipcio Baher Mohamed, el australiano Peter Greste y otros dos procesados fueron encontrados culpables de difundir noticias falsas que perjudicaban a Egipto y de trabajar sin las autorizaciones pertinentes.

Amal Clooney, a la salida del jucio contra el periodista Mohamed Fahmy.
Amal Clooney, a la salida del jucio contra el periodista Mohamed Fahmy. AFP

La abogada experta en derechos humanos espera que el veredicto pueda revertirse y aseguró que mantendrá contactos con responsables políticos egipcios acompañada por el embajador canadiense en el país. Asimismo, expresó su deseo de que el presidente egipcio, Abdelfatah Al Sisi, intervenga para amnistiar a los periodistas. Además, insistió en que las autoridades egipcias se habían comprometido a deportar a Fahmi, que llegó a renunciar a su nacionalidad egipcia.

Tras ser detenidos en 2013, los periodistas pasaron más de 400 días en prisión hasta que recuperaron la libertad al comienzo del nuevo juicio, tras pagar una fianza de más de 28.500 euros.

Más información