Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El chocolate del loro

Acabamos de conocer que el exministro José Ignacio Wert ha sido nombrado embajador de España ante la OCDE en París. El puesto incluye, a cargo de los Presupuestos Generales del Estado, sueldo, residencia, coche oficial, personal de servicio, chófer, gastos de representación, etcétera. En situación de crisis parece escandaloso que se destine tal cantidad de recursos a un puesto de esas características. Sin embargo, nos dicen una y otra vez que racionalizar el gasto en esas partidas supondría un ahorro mínimo (“el chocolate del loro”).

No es ético que en esta situación parte de esos recursos no se destinen a otros fines (ayudas sociales, contratación de personal sanitario, contratación de personal docente e investigador, becas, ayudas a emprendedores…). ¿Se va a sentar alguien a echar cuentas alguna vez?— Miguel Ángel Granados Ruiz. 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.