Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
#EmerGENTES

Los nuevos deportistas aceptan el desafío de continuar con la edad de oro

Las promesas españolas se plantean el objetivo de mantener la cosecha de logros

Los pilotos de Fórmula 1 Carlos Sainz Jr. y Fernando Alonso.
Los pilotos de Fórmula 1 Carlos Sainz Jr. y Fernando Alonso.

Cambio de era, cambio de mentalidad. La semilla del éxito del deporte español fue plantada en los Juegos Olímpicos de 1984 y germinó ocho años después en la edición de Barcelona. La conquista de la selección de fútbol en Sudáfrica en 2010, los triunfos de Nadal, los hermanos Gasol, Fernando Alonso o Contador son los frutos que desencadenaron en una nueva edad de oro para el país.

Algunos jóvenes ya han llegado a la élite. Es el caso de Ana Carrasco, piloto de motociclismo de 18 años, que compite en Moto3 desde 2013; Clara Camacho, nadadora de sincronizada de 20 años que ganó dos medallas en los Mundiales de 2013 o Carlos Sainz Jr, de 20 años, que debutó el pasado marzo en Fórmula 1 con la escudería Toro Rosso.

Un atleta, un portero de balonmano y un ciclista, además de otras promesas y parte del relevo generacional aceptan el desafío de mantener a España en la senda del triunfo, y se plantean el objetivo de continuar con la cosecha de logros que los deportistas de élite han conseguido hasta la fecha. Se ven como referentes actuales y no se sienten presionados por los triunfos de décadas anteriores, pese a lo alto que ha quedado el listón y la rebaja de becas para su preparación.

La piloto de Moto3 Ana Carrasco, de 18 años, y la nadadora de sincronizada Clara Camacho, de 20, ya han llegado a la élite

Pablo Torrijos, de 23 años, es un atleta de triple salto. Fue el primer español en romper la barrera de los 17 metros y en marzo de este año se convirtió en subcampeón de Europa. El castellonense se ve como estandarte del relevo generacional del atletismo español, aunque cree que los deportistas de su disciplina tienen menos recursos que hace 15 años. “Creo que la Federación apoya en parte, pero el ascenso de los atletas se debe al trabajo que hace cada uno en sus clubes. Tengo compañeros que se han lesionado y prometían mucho. No les han pagado ni siquiera la operación”, añade.

Es contundente al afirmar que es fácil catalogar a algún atleta como la “gran esperanza”, pero cuando se trata de cuidarlo “ahí no asoma la cabeza nadie”. Torrijos explica que uno de los principales problemas que afronta el atletismo español es, como en otros muchos ámbitos, el económico. Para repetir los éxitos de Barcelona 92, dice, es necesario invertir dinero, algo que “nunca se va a conseguir”.

Los nuevos "fichajes" del baloncesto

Willy Hernangómez festeja su selección en el draft con su familia y amigos.
Willy Hernangómez festeja su selección en el draft con su familia y amigos.

El relevo generacional y con expectativas también se produce en el baloncesto. En el draft 2015 de la NBA se volvió a sentir un marcado acento español. Dos jóvenes buscan seguir los pasos de los hermanos Gasol por tierras estadounidenses.

El alero madrileño Daniel Díez, de 22 años, fue elegido mejor jugador joven de la Liga Endesa 2014-2015 y ha visto cómo los Jazz le elegían en el puesto 54, aunque poco después sus derechos acabaron recalando en los Blazers. Una situación similar vivió Willy Hernangómez, de 21 años, el joven pívot capitalino fue elegido en el puesto 35 de la segunda ronda del sorteo de la liga de baloncesto de los Estados Unidos.

También las mujeres han demostrado que hay relevo. La mitad de las jugadoras del equipo que ha logrado el bronce en el Eurobasket son nuevos ‘fichajes’, no estaban entre las que lograron el oro en 2013. Pero han aceptado el desafío.

Los logros de la edad de oro del deporte español no lo presionan, aunque el verdadero motivo sea que la escasa visibilidad le permite no sentirse intimidado. Torrijos siente una preocupación por la falta de difusión que se le da al atletismo. Considera que se hace un “buen trabajo” en las categorías inferiores, pero, sin la promoción adecuada, ve difícil que haya jóvenes interesados en ser atletas en los próximos 20 años.

Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en 2016, y los de Tokio de 2020 marcarán el nivel. Pero el riesgo es que varias disciplinas deportivas no tengan representación española por los recortes presupuestarios que han sufrido las categorías inferiores, las de preparación, las becas. Quizá por ello, tal como cuenta Torrijos, la ilusión española recala por generación espontánea. Como ocurrió en los casos de Mireia Belmonte, nadadora olímpica de 24 años, o Carolina Marín, de 22 años, en bádminton. Son talentos que no son fruto de planificación, trabajo ni presupuesto, sino personas que se han preparado casi sin recursos y que han cambiado la visión que se tiene del deporte.

El ciclista Jesús Herrada, de 24 años, nacido en la provincia de Cuenca, proviene de una familia de corredores. La afición de montar la bicicleta se las transmitió su padre, a él y sus hermanos, desde que eran muy pequeños. La tradición de pedalear sobre dos ruedas no le hace sentir la presión de los éxitos de la edad de oro, al contrario, estar con la selección y representar al país lo anima. Se coronó campeón de España sub-23 de contrarreloj en 2010 y junto a Mikel Landa, de 25 años (tercero en el Giro de este año) persigue y le hacen el sprint a una generación que ha conseguido muchos logros para el ciclismo español.

Para Herrada, no existe un punto de comparación entre los logros del ciclismo y de otros deportes. “Cada deporte tiene su edad y llegas a un nivel de madurez en un determinado momento. Tienes que fijarte en tu nivel y cómo vas avanzando. Hay que seguir trabajando duro y nada más”, agrega. Tiene confianza en el relevo generacional que espera por su oportunidad. “Cantera hay, nivel tenemos e intentaremos seguir su camino para conseguir tantas o más victorias como ellos [Contador, Rodríguez, Valverde]”, manifiesta.

Rodrigo Corrales, de 24 años, dejó Cangas con rumbo a Barcelona cuando tenía 17. Fue en ese momento cuando empezó a tomarse el balonmano con más seriedad. Siete años después, es el portero titular del Orlen Wisla Plock, uno de los principales equipos de balonmano de Polonia.

Hemos triunfado en muchos deportes. Eso hace que la gente exija"

Rodrigo Corrales, portero del Orlen Wisla Plock

La emigración de deportistas está relacionada a la situación del país, que impulsa a la gente a tener que marcharse como en cualquier trabajo, dice Corrales. Para el portero, ser joven da muchas más oportunidades que antes eran difíciles de conseguir. “Las cosas en el extranjero funcionan mejor que en España [en el balonmano], por lo que creo que ya no es tan arriesgado como antes ir en busca de oportunidades”, añade.

Corrales no comparte la idea de que el éxito de la generación anterior a la suya les haya abierto el camino. “La generación anterior a la nuestra es joven también. Al ver que tuvieron éxito, no dudan en apostar por nosotros. ¿Si esta generación ha tenido éxito, por qué la siguiente no va a poder tenerlo?”, se pregunta.

El portero asegura que sí siente la presión de los éxitos del deporte español. Dice que lo motiva y que es algo con lo que se tiene que vivir cuando se es un deportista. Es de los que creen que las personas se han “malacostumbrado” a vivir las glorias de las conquistas deportivas del país. “Hemos triunfado en muchos deportes. Eso hace que la gente exija, y que incluso una medalla de bronce en un mundial de balonmano sepa a poco, cuando es realmente mucho”, manifiesta.

Pablo Torrijos, atleta especialista en triple salto

Creo que la Federación apoya en parte, pero el ascenso de los atletas se debe al trabajo que hace cada uno en sus clubes. Tengo compañeros que se han lesionado, prometían mucho y no les han pagado ni siquiera la operación.

Jesús Herrada, ciclista del Movistar Team

Cada deporte tiene su edad y llegas a un nivel de madurez en un determinado momento. Tienes que fijarte en tu nivel y cómo vas avanzando. Hay que seguir trabajando duro y nada más. Cantera hay, nivel tenemos e intentaremos seguir su camino para conseguir tantas o más victorias como ellos [Contador, Rodríguez, Valverde].

Rodrigo Corrales, portero del Orlen Wisla Plock

La generación anterior a la nuestra es joven también. Al ver el éxito de ellos las personas no dudan en apostar por nosotros. ¿Si esta generación ha tenido éxito, por qué la siguiente no va a poder tenerlo?

Más información