Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El color del asesinato

A raíz del asesinato ejecutado por el copiloto alemán Andreas Lubitz con el resultado de la muerte de 150 personas en los Alpes franceses una avalancha de noticias sobre este trágico suceso ha invadido nuestro espacio cotidiano e incluso ha hecho cuestionar la seguridad en los viajes de avión, con la repercusión que tiene en el sector. A la semana siguiente se produjo el ataque a la Universidad de Garissa (Kenia), donde cinco terroristas asesinaron a 147 personas por motivos de religión. Ambos hechos me producen desazón y pesadumbre, hacen sentirme débil y alejada de la humanidad. Pero en medio de estas catástrofes he leído artículos que cuestionan el tratamiento recibido de forma diferente en cuanto a la importancia de cada acontecimiento, con una mayor relevancia por parte de la “tragedia aérea europea” que por el “ataque terrorista africano”.

Cualquier muerte realizada por otro ser humano de forma consciente es deleznable y condenable, sin importar el continente ni el color de las personas. No debatamos qué suceso tiene un mayor peso y alcemos nuestra voz contra todo tipo de asesinato y barbarie. Estos no tienen colores.— María Guaita Guaita.

 

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.