Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Objetivo: 6.600 millones de euros para vacunar a 300 millones de niños

La Alianza Global para la Vacunación y la Inmunización (Gavi) reúne en Berlín a sus donantes para recaudar fondos

“Se salvarían de 5 a 6 millones de vidas”, afirma el organismo en un informe de resultados elaborado para la ocasión

Un trabajador sanitario paquistaní suministra la vacuna contra la polio en la localidad de Chaman, cerca de la frontera con Afganistán.
Un trabajador sanitario paquistaní suministra la vacuna contra la polio en la localidad de Chaman, cerca de la frontera con Afganistán. EFE

Lisa Opolka forma parte del 5% de niños del mundo que han sido inmunizado contra los 11 antígenos que recomienda la Organización Mundial de la Salud —difteria, tétanos, tos ferina, sarampión, rubeola, polio, tuberculosis, hepatitis B, Haemophilus influenzae (Hi), rotavirus y neumococo—. “Soy una privilegiada, porque mi vida podría haber sido totalmente diferente si hubiera nacido a kilómetros de aquí”, ha asegurado la joven alemana de 19 años y embajadora de la organización ONE, focalizada en la lucha contra la pobreza extrema, especialmente en África. Su discurso ha sido uno de los llamamientos dirigidos a los donantes de la Alianza Global para la Vacunación y la Inmunización (Gavi, por sus siglas en inglés) para que den más fondos a este organismo, que se han realizado en el acto celebrado este lunes en Berlín con ese fin.

¿El objetivo? Recaudar más de 6.600 millones de euros (7.500 millones de dólares) para vacunar a 300 millones de pequeños en los próximos cinco años. Mañana, cuando se celebra la conferencia de donantes, se conocerá si finalmente se alcanza esa cifra. De conseguirse la cantidad solicitada, Gavi asegura que podría elevar ese 5% de niños totalmente inmunizados a un 50%. “Se salvarían de 5 a 6 millones de vidas”, afirma el organismo en un informe de resultados elaborado para la ocasión.

Así, la jornada previa a la reunión en la que los donantes —países, fundaciones y entidades privadas— pondrán una cifra con más o menos ceros sobre la mesa, se ha focalizado en destacar la importancia de la vacunación como método de prevención. En este sentido, el ministro de Salud alemán, Hermann Gröhe, ha subrayado que “es más fácil y barato prevenir una enfermedad que tratarla”. Más aún, Gavi calcula que en caso de lograr los fondos solicitados, la inmunización a gran escala de los niños supondría entre 80.000 y 100.000 millones de dólares (entre 71.000 y 88.600 millones de euros) de beneficio en los países receptores.

Desde 2000, cerca de  500 millones de niños han sido vacunados,
7 millones de vidas salvadas

Estas son las estimaciones de futuro basadas en los avances que esta alianza global público-privada para la vacunación ya ha constatado desde que se creara en el año 2000: cerca de 500 millones de pequeños vacunados, 7 millones de vidas salvadas, con los 10.600 millones de euros (12.000 millones de dólares) provenientes de gobiernos (74%), fundaciones privadas (25) y sector privado (1%). Para el ministro federal alemán de Cooperación, Gerd Müller, uno de los grandes logros de Gavi es, además de los citados, “que se ha reducido el coste de vacunación drásticamente”. Una afirmación con la que organizaciones como Médicos sin Fronteras no solo no están de acuerdo, sino que denuncian que los precios de las vacunas se han incrementado 68 veces desde 2001 para beneficio de las empresas farmacéuticas.

Una cuestión que no ha entrado, sin embargo, en el debate que ha tenido lugar en el Berlín Congress Centre de la capital alemana en el que se han citado un nutrido grupo de representantes políticos y organizaciones civiles. Sobre el escenario, los llamados a convencer de la necesidad de hacer un gran desembolso para este fondo común en un momento de crisis incluso para los presupuestos nacionales de salud de muchos países europeos, han insistido en la idea de que la salud es un derecho un universal no solo garantizado por un pinchazo a tiempo. “Quiero destacar que necesitamos sistemas de salud fuertes. No solo requerimos de más fondos, porque los presupuestos que tenemos son insuficientes, sino que nos falta personal cualificado. Y cuando lo tenemos, nos cuesta retenerlo en las zonas rurales o no tenemos dinero para pagarles”, ha dicho la ministra de Salud de Senegal, Awa Marie Coll-Seck, quien ha bajado el debate al terreno.

Es más fácil y barato prevenir una enfermedad que tratarla”.

Ministro de Salud alemán, Hermann Gröhe

Uno tras otro, los intervinientes tras el atril —desde Coll-Seck hasta su homólogo alemán Hermann Gröhe— han recordado, en línea con la necesidad de aumentar la inversión en los sistemas de salud de los países en desarrollo, las lecciones aprendidas de la mala gestión por parte de la comunidad internacional de la epidemia de ébola en África occidental.

En este sentido, para Chistopher Elías, presidente del programa de desarrollo global de la Fundación Bill y Melinda Gates —el segundo mayor donante (tras Gran Bretaña) de la Alianza Global para la Vacunación (Gavi)— esta institución es precisamente la demostración de que se pueden introducir nuevas vacunas y fortalecer los sistemas sanitarios al mismo tiempo. “Pues vacunar requiere que haya profesionales que lo hagan”.