Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vacuna, una obra maestra

Impulsados por la Fundación Gates, más de 30 grandes artistas se han puesto al servicio de una causa de la mano de la Fundación Gates: la vacunación

El fotógrafo viajó a zonas remotas de Sudán, Somalia, RDC, Pakistán e India. Y retrató los inmensos esfuerzos para erradicar la poliomielitis.

¿Qué tienen en común la vacuna de la viruela y La última de cena de Leonardo Da Vinci? ¿Y Las Meninas de Velázquez y la vacuna de la polio? Nada, se diría. O sí, depende del cristal con que se mire. En efecto, nos encontramos ante cuatro obras maestras. El arte era y es un vehículo poderoso para el cambio, la protesta y la opinión. Para la descripción del estado del mundo. Eso es precisamente lo que quiere trasladar la campaña The Art Of Saving A Life, [El Arte de Salvar una vida]: contar desde la mirada del artista, sensibilizar a través de su obra, concienciar sobre la importancia que han tenido y tienen para el progreso tanto los descubrimientos de las vacunas mismas como su uso a nivel mundial.

El descubrimiento de la viruela

Alexia Sinclair

La fotógrafa australiana Alexia Sinclair simula en esta fotografía el instante en que nació la primera vacuna mundial contra la viruela. Fue en 1796 cuando el médico y biólogo británico Edward Jenner vacunó a un niño de ocho años. 

La Fundación Bill y Melinda Gates ha reclutado para su causa, por vez primera, a un sector muy alejado de su negociado, a más de 30 grandes artistas internacionales, y los ha colocado frente a frente con esas enfermedades infecciosas que asolan las zonas más desfavorecidas del planeta. Nombres como la fotógrafa Annie Leibovitz, la última en retratar a John Lennon antes de ser asesinado en 1980; la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie, ganadora en 2014 con el premio de la crítica estadounidense por Americanah; el cineasta Luc Jacquet, ganador del Óscar en 2005 al mejor documental por El viaje del emperador; y grupos musicales como Playing for Change...

Y el resultado ha sido un cóctel multidisciplinar de piezas (música, cine, fotografía, vídeo y escultura) que habla de viruela, polio, HIV, malaria, ébola... y pretende aumentar la conversación pública, inundar las redes, e incitar a las reflexión de todos (desde el más lego al experto). Llamar, así, la atención sobre esa otra "epidemia mortal" que es la falta de acceso a las vacunas para millones de niños de todo el mundo. Aún hoy uno de cada cinco no lo tiene a las más básicas. Y cada 20 segundos muere uno por falta de una inmunización concreta, por ejemplo, las de la neumonía o rotavirus, según los últimos datos de GAVI, la alianza mundial para las vacunas, de carácter público-privada, que se dedica a incrementar su uso en los países más necesitados. 

La campaña se divulgará en las redes sociales con la etiqueta #VaccinesWork. Las obras no se pondrán a la venta pero sí estarán disponibles en la web artofsavingalife.com/ y serán exhibidas en la próxima conferencia de la organización, a celebrarse en Berlín el 27 de enero bajo el eslogán: "Reach every body (llegar a todos)". Allí pretenden movilizar recursos, recaudar los fondos necesarios que permitan alcanzar a 300 millones de niños y salvar seis millones de vidas. “Lo que me hace llorar y lo que me hace pensar son las películas, los libros, las galerías…”, afirma, en una entrevista a The New York Times, la creadora de la iniciativa, Christine McNab, consultora de la Fundación Gates —que ha financiado el proyecto junto a Unicef, Naciones Unidas y siete organizaciones internacionales—  sobre el origen de esta campaña. Los creadores han contado con total libertad, asegura. Algunos se les pagó una pequeña cuota para cubrir los gastos de la obra y otros lo hicieron de manera altruista.

Los sanitarios son unos superhéroes

Han Feng

La artista china Han Feng ha diseñado una indumentaria con la que pretende resaltar el carácter de los sanitarios. "Quería que este uniforme tuviera un toque de magia y glamour para elogiar el extraordinario trabajo que hacen", sostiene la autora. 

Al navegar por la exposición virtual, en la que todavía no están incluidos todas los autores, destacan dos obras que tienen como protagonista a la primera vacuna de la historia. Fue en 1796, cuando el médico y biólogo británico Edward Jenner observó que las vacas padecían una enfermedad llamada Vaccina. La dolencia se desarrollaba en las ubres de estos animales con erupciones muy parecidas a las de la viruela humana. Los ganaderos se contagiaban al ordeñar, pero, en este caso, la enfermedad se curaba por sí sola en unos días. Tras observar este hecho, Jenner decidió extraer el pus de una erupción en la mano de una ganadera infectada y lo inoculó en un niño saludable de ocho años. Al noveno día le inyectó la viruela humana y, en pocas fechas, se curó. 

Las células infectadas por este virus llamaron la atención del artista brasileño Vik Muniz, acostumbrado a trabajar con materiales desechados, como el que desarrolla en el documental Waste Land, donde reproduce pinturas clásicas como La Gioconda con material procedente de uno de los basureros más grandes del mundo, el Jardín Gramacho de Río de Janeiro. Para esta campaña de concienciación global de las vacunas, Muniz se fijó en que la viruela tiñe a las células de un color rojizo. “Esto es lo que permite a los científicos visualizarlas”, asegura. Y decidió plasmarlo.

'Flores - La belleza de las Vacunas'. Bajo este título se esconde la viruela, la primera enfermedad erradicada del planeta. "Estas flores", sostiene su autor Vik Muniz, "permiten comprender cómo las vacunas y las células interactúan". El artista brasileño se fijó en que el virus de la viruela tiñe a las células de un color rojizo. “Esto es lo que permite a los científicos visualizarlas”. 

"Creo que la enfermedad es algo a lo que tenemos que enfrentarnos juntos”, sostiene la fotografa Alexia Sinclair, “porque en última instancia, todos compartimos el mismo planeta”. La artista australiana decidió plasmar en una fotografía el instante en el que biólogo Jenner inyectó al pequeño de ochos años el descubrimiento de la vacuna antiviral de la viruela. En 2010 se celebró el 30 aniversario de la erradicación de esta enfermedad, la primera combatida en todo el mundo. Ahora, la situación de los países en cuanto a la tasa de población que tiene acceso a vacunas ha mejorado notablemente, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). “La inmunización está llegando a más niños que nunca”, asegura la OMS . En cifras globales, según su datos, las campañas de vacunación evitan entre dos y tres millones de muertes cada año.

James P. Grant y la Revolución de Supervivencia Infantil

"Su mirada es abierta, serena y sabia, dirigida al espectador", así define Evgeny Parfenov a James P. Grant, el hombre que revolucionó Unicef  entre 1980 y 1995. Bajo su mandato se logró reducir de manera drástica la mortalidad infantil con una campaña mundial de vacunación. 

Otra de estas "obras maestras" a nivel mundial comenzó en 1988, cuando se estableció la Iniciativa de erradicación mundial de la poliomielitis, una de las enfermedades más temidas de la humanidad por su dureza sobre el cuerpo humano. Afecta sobre todo a menores de cinco años y, en una de cada 200 infecciones, produce una parálisis irreversible. A mediados de los ochenta, había más de 350.000 casos anuales. Desde entonces, el número de afectados ha disminuido en más de un 99% (en 2013 se notificaron 416 casos). Y ahora ya solo es endémica en tres países —Afganistán, Nigeria y Pakistán—, frente a los más de 125 que había hace 26 años.

La actriz estadounidense y embajadora de Unicef, Mia Farrow, participa en esta iniciativa narrando la experiencia de uno de sus hijos que sufrió esta enfermedad. "Todos ellos”, cuenta la actriz ganadora de un Globo de Oro en 1965, “fueron vacunados en la fecha prevista. Todos excepto uno. El que nació en la India y adopté a los 8 años”. Allí, cuenta, la poliomielitis lo encontró primero y lo dejó parapléjico. "Por favor, vacunen a sus hijos”.

La encefatlitis es una de las causas del desarrollo de esta plaga. En una entrevista publicada hace unos días en el diario Wall Street Journal, el director del programa de vacunación de la Fundación Gates, Orin Levine, contó que uno de sus colegas empezó un programa de inmunización contra esta enfermedad en India. Levine explicó que el primero en la fila para vacunarse era un hombre que iba con un niño y una foto. “Estoy aquí para conseguir que este niño esté vacunado porque este, [señalando a la imagen], murió antes de que la vacuna estuviera disponible”.

5 datos sobre la inmunización

1. Se estima que la inmunización evita entre 2 y 3 millones de muertes cada año

2. Más de un millón de lactantes y niños de corta edad mueren cada año a causa de la enfermedad neumocócica o de la diarrea por rotavirus. 

3. La mortalidad mundial por sarampión se ha reducido en un 74%

4. Las defunciones por tétanos neonatal han disminuido según las estimaciones hasta 59.000, desde las 790.000 muertes registradas en 1988.

5.  La inmunización está llegando a más niños que nunca. En 2010, se estima que 109 millones de niños menores de un año recibieron tres dosis de la vacuna contra difteria-tétanos-tos ferina (DTP3).

Fuente: Organización Mundial de la Salud

Más información