pregunta al experto

Cómo 'cocinar' su propio ungüento para la tos

Este producto casero es un básico de las mesitas de noche durante los meses más fríos. Además, huele a eucalipto

Empieza el frío y con él los tan temidos resfriados. Los primeros síntomas son claros: secreción nasal (rinorrea), congestión, dificultad a la hora de respirar y estornudos. Con frecuencia, también aparece la tos, que acrecienta la sensación de cansancio y dificulta el sueño. Y aunque ya sabemos que no hay nada eficaz para frenar su aparición, sí existen remedios para mitigar los síntomas, como los vahos de eucalipto. Basta con hervir unas hojas de esta planta en agua y respirar el vapor que se desprende durante unos minutos. Sin embargo, he aquí un remedio para que le acompañe toda la noche, que le servirá para calmar tanto la tos como la congestión nasal.

  1. Como ingredientes necesitará aceite de oliva, cera de abejas y aceite esencial de eucalipto. La cera y el aceite esencial los puede conseguir en una herboristería.
  2. Prepare un recipiente al baño maría y añada 5 gramos de cera. Una vez derretida, aparte el recipiente y vierta 40 gramos del aceite de oliva. Cuando la mezcla esté algo más fría –pero sin llegar a solidificar–, añada 5 gramos del aceite esencial de eucalipto e introduzca todo el producto en un recipiente de cristal con tapa para conservarlo.
  3. Deje que la mezcla solidifique a temperatura ambiente o en la nevera. Su consistencia será semisólida. Etiquete el recipiente con los ingredientes y la fecha de fabricación, y almacénelo en un lugar seco y oscuro.
  4. Para aplicarlo, coja un poco del producto con los dedos y extiéndalo sobre el pecho y la espalda antes de irse a dormir. El ungüento puede ser utilizado en niños de entre 4 y 12 años, adolescentes, adultos y personas mayores.

Advertencia. La máxima autoridad del medicamento en Europa no recomienda el uso del aceite esencial de eucalipto en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, ni tampoco en niños menores de 4 años, por falta de datos científicos que demuestren su seguridad en estas poblaciones1. Evite el contacto con los ojos y con cualquier herida abierta. Deje de utilizarlo si nota algún tipo de irritación en la piel. En caso de duda, consulte a su médico.

1European Medicines Agency (EMA).

* Ana Campillo es bióloga y autora del blog Organicus.

Envíenos su consulta sobre salud y bienestar.

Consulte todas las cuestiones BuenaVida resueltas por nuestros expertos.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50