Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro días de boda para George Clooney

El actor y su novia la abogada, Amal Alamuddin, llegan a Venecia donde el sábado contraen matrimonio

La pareja ha vendido la exclusiva a 'Vogue' y el dinero se destinará a las víctimas de Darfur

Los festejos comienzan esta noche

George Clooney y su Amal Alamuddin, hace dos semanas en Florencia.
George Clooney y su Amal Alamuddin, hace dos semanas en Florencia. CORDON

Ha tardado muchos años en decidirse pero una vez que lo ha hecho va a tirar la casa por la ventana. George Clooney ha organizado una boda de cuatro días con la abogada británica Amal Alamuddin. La cita es en Venecia, donde hoy viernes comienzan los festejos, y el día del  “sí quiero” es el sábado. Ninguna de las dos circunstancias es casual. Ese día y en esta ciudad la pareja se conoció hace un año. Fue el propio George Clooney, de 53 años, quien desveló el lugar que había elegido para contraer matrimonio. Lo hizo hace dos semanas: "Me voy a casar pronto, en Italia, en un par de semanas". Y luego mirando, a su novia, añadió: "Amal, te quiero hasta la muerte y yo no puedo esperar a convertirme en tu marido. Estoy muy feliz y enamorado de Amal". La pareja llegó a primera hora de la tarde a la ciudad de los canales a bordo de una lancha con el nombre de Amore.

Nada está confirmado, todo es oficioso. El actor y su prometida no se ocultan pero no facilitan información así que Venecia es una ciudad llena de rumores que van de un extremo a otro del Gran Canal. En las últimas horas se ha visto a  una modelo, vestida con traje de novia, probando cómo subir y bajar del taxi acuático para dirigirse –sin resbalones y con mucho glamur– hacia el muelle del Hotel Aman Gran Canal, el único siete estrellas que hay  en Italia. Allí, se supone llegarán los novios y un centenar de invitados, el sábado,  entre las cuatro y cinco de la tarde para asistir a una cena en honor de los recién casados. Horas antes Clooney y Alamuddin habrán contraído matrimonio en un “sitio secretísimo al cual asistirán pocos invitados”, según cuenta a El PAÍS uno de los organizadores.

La ceremonia será breve y estará oficiada por Walter Veltroni, exalcalde de Roma, exsecretario nacional del Partido Demócrata, escritor y amigo del actor. El matrimonio será registrado oficialmente en el ayuntamiento de Venecia el lunes.

Amal, –nacida en Líbano, pero criada en el Reino Unido– profesa la fe drusa; sin embargo el rito del matrimonio no seguirá al pie de la letra las normas establecidas por la fe religiosa de la novia.  La boda de George y Amal no durará una semana entera como lo establece la tradición drusa, pero sí habrá cuatro días de festejos por los escenarios más hermosos y románticos de la ciudad de los canales.

Esta noche la cita de bienvenida es en el Belmod Hotel Cipriani donde se hospedarán los 100 invitados al enlace. Más tarde, los asistentes cenarán en el restaurante Oro y probarán la cocina tradicional veneciana del chef Davide Bisetto. La lista de los convocados no se ha hecho pública pero se espera a Angelina Jolie y Brad Pitt, que están estos días en Malta, a Matt Damon, y a Rande Gerber y a Cindy Crawford. Gerber, socio y marido de la modelo, será además el padrino de la boda. En Venecia se da por hecho que también participarán en los festejos los cantantes Bono de U2, Andrea Bocelli y Lana de Rey.

Un gran dispositivo de seguridad se ha instalado en todos los escenarios del enlace. Los bomberos y la policía cerrarán y abrirán el desfile de famosos para impedir que los taxis alquilados por los paparazis puedan trabajara. Los esposos han vendido la exclusiva de las imágenes del día de su matrimonio a la revista Vogue América. El dinero será destinado a las víctimas del conflicto armando en Darfur. Familiares y amigos recibieron una tarjeta de invitación en la que se pedía claramente no llevar teléfonos, cámaras o tabletas al matrimonio.

La novia Amal Alamuddin, de 36 años, no ha hecho todavía ninguna declaración. Prefiere que sea su prometido el que actúe de portavoz. Los fotógrafos la persiguen desde hace semanas. En uno de esos seguimientos la han visto salir del taller de Alexander McQueen de ahí que se hable de que Sarah Burton, su diseñadora estrella, haya sido la encargada de realizar el traje de novia. Pero Burton, como ocurrió con el vestido de Kate Middleton, no abre la boca. Quién sí lo ha hecho ha sido Armani que ha anunciado estar "encantado" con hacer el traje del novio.

 Especialistas en este tipo de eventos calculan que esta celebración de cuatro días costará alrededor de 10 millones de euros. El soltero más deseado del mundo, finalmente, ha encontrado una mujer guapa y con una cabeza muy bien amueblada. Y también un suegro muy generoso, que se encargará de pagar todos los gastos.

 

 

Más información