Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aprender ruso: todo por el turista

El aumento de viajeros euroasiáticos en Tarragona dispara el aprendizaje del idioma

Cartel en ruso en un establecimiento de Tarragona.

Primero fue el inglés en Mallorca, después el alemán en Málaga, y ahora Tarragona quiere aprender ruso. No es de extrañar. Uno de cada dos turistas que desembarcan en sus playas provienen de Rusia. Comerciantes, hosteleros y hasta la policía de la provincia se esfuerzan por aprender una lengua tan diferente, o al menos los conceptos básicos que les ayuden a entender mejor a los miles de turistas rusos que les visitan. El visitante no se tendrá que esforzar. En las tiendas ya cuelgan los carteles escritos en su idioma y las autoridades han dado incluso un paso más: han traducido sus formularios para que los viajeros puedan denunciar fácilmente robos y pérdidas de objetos. Todo para fidelizar a estos visitantes que se caracterizan por tener un alto poder adquisitivo. Todo para que vuelvan.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >