La mirada indiscreta del alcalde de Buenos Aires a Violetta

Un fotógrafo pilló al candidato conservador observando los pechos de la actriz de Disney La imagen ha dado la vuelta al mundo y Mauricio Macri ha tenido que disculparse

La actriz y cantante Martina Stoessel, más conocida como Violetta, y al alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, durante un recital gratuito en el barrio de Palermo de Buenos Aires (Argentina).
La actriz y cantante Martina Stoessel, más conocida como Violetta, y al alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, durante un recital gratuito en el barrio de Palermo de Buenos Aires (Argentina). Luciano Thiebeger (EFE)

Martina Stoessel, la argentina de 17 años que protagoniza la serie de Disney Violetta, atrae millones de niñas y adolescentes por todo el mundo. En su reciente gira teatral por 12 países de Latinoamérica y Europa, incluidos España, Italia, Francia y Reino Unido, vendió 925.000 entradas. El pasado viernes, en un concierto gratuito que organizó el ayuntamiento de Buenos Aires, unas 250.000 personas la admiraron. Pero entre ellos también estaba el alcalde porteño, el conservador Mauricio Macri, que fue descubierto por un fotógrafo de la agencia de noticias Diarios y Noticias (DyN) observándole los pechos a Violetta.

La foto, en la que Macri muestra también con su rostro y sus manos su obnubilación por la joven actriz y cantante, despertó un aluvión de comentarios críticos y humorísticos en las redes sociales. Solo dos semanas antes, el alcalde y candidato presidencial para las elecciones de 2015 había provocado otra polémica cuando defendió los piropos ofensivos contra las mujeres: “En el fondo, a todas las mujeres les gusta que les digan piropos. A aquellas que dicen que no, que les 'ofende', no les creo nada. Porque no hay nada más lindo que te digan: 'Qué linda sos'. Por más que te digan alguna grosería, como 'qué lindo culo que tenés'. Pero está todo bien". En Argentina, culo es mala palabra y se suele usar la palabra cola para referirse al trasero.

Al día siguiente de aquel comentario, Macri, de 55 años, dijo que había hablado con una de sus hijas mayores y después pidió disculpas públicas. En el caso de la foto con Violetta, el alcalde también demoró un día en reaccionar. Y se justificó: "La verdad es que quedé embelesado. Martina tiene una magia especial... lo que hace, lo que genera”. Este lunes, la vicealcaldesa de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, defendió a su jefe: “Mauricio solo tiene ojos para una sola mujer, que es Juliana [su esposa]. Violetta es un fenómeno que enamora a todo el mundo”. La cantante no cobró por el concierto, cuya organización costó 35.000 euros.

Macri está casado en terceras nupcias con la empresaria textil Juliana Awada, de 40 años, con la que tuvo su cuarta hija, de tres años. El alcalde también proviene del mundo de los negocios. Trabajó en el grupo empresarial de su padre, famoso por sus contratos de construcción y correos con el Estado y por sus múltiples parejas, pero en 2003 se metió en política. Antes de eso, en 1995, había asumido como presidente del Boca Juniors, cargo que mantuvo hasta 2007, cuando lo dejó para asumir como alcalde. En 2009, EL PAÍS le preguntó si se parecía al exprimer ministro de Italia Silvio Berlusconi, que en aquel tiempo aún no había sido condenado en la justicia por fraude tributario, y Macri respondió: "A mí me faltan las chicas de 18 años".

En una entrevista el año pasado junto con su esposa, el alcalde reconoció que tienen “demasiado sexo” y que ella es “insaciable”. De momento, marcha tercero en las encuestas para las presidenciales de 2015, detrás de los peronistas Sergio Massa, opositor al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y Daniel Scioli, un kirchnerista moderado. Elogiado por la construcción de carriles exclusivos para autobuses y bicicletas, Macri aún afronta desafíos en su ciudad, desde el congestionado tránsito hasta los barrios de chabolas o causas judiciales como aquella en la que se lo investiga por los más de 30 heridos que dejó la represión policial a una manifestación de pacientes y empleados de un hospital psiquiátrico.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS