Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Torroja admite tres delitos fiscales y pagará 1,5 millones

"Esta es la única forma de pasar página y seguir con mi vida", ha dicho la exlíder de Mecano a la salida del juzgado

La excantante del grupo Mecano, Ana Torroja, ha asumido este mediodía en un juicio exprés ante una juez penal de Palma que cometió evasión fiscal, que defraudó impuestos en España, según argumentaron las acusaciones de la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía del Estado. “Póngase en el micro", le ha dicho la juez, y reseñó: "Debo condenarla y condeno como autora de tres delitos". A continuación, detalló las sanciones penales y económicas.

La artista ha sido condenada a compensar a la Hacienda Pública con millón y medio de euros por tres delitos fiscales, en 2003, 2006 y 2007 por los que carga con una pena de 5 meses de prisión que no deberá cumplir, más las sanciones económicas. Además, debe regularizar otros tres ejercicios fiscales donde defraudó menos de 120.000 euros cada año, umbral de la cuota delictiva. "Esta es la única forma de pasar página y seguir con mi vida", ha dicho la exlíder de Mecano a la salida del juzgado

Gracias al pacto de conformidad, negociado durante casi cuatro horas en el mismo juzgado, Torroja ha evitado exponerse a tres días de vista en un juicio público y a la posibilidad de ser condenada a eventuales penas que implicasen su cumplimiento, el ingreso en prisión.

Ana Torroja ha sido investigada judicialmente desde 2007 y fue citada por primera vez por el juez de Palma en 2009. Hoy ha acordado el pago de las cuotas y sanciones a Hacienda, con las multas correspondientes. Se le han aplicado las atenuantes de confesión y reparación. Las penas solicitadas por la Abogacía del Estado eran de tres años y tres meses de cárcel por cinco delitos y 1,3 millones de multas.

El caso de la exvocalista de Mecano, que tiene en propiedad una casa de verano en Camp de Mar, en Andratx, Mallorca, fue destapado en una operación contra el fraude fiscal masivo en el bufete Feliu de Palma donde ella se asesoraba. Este asunto de los Feliu quedó ya confirmado con sentencias y pactos en los tribunales, en anteriores acuerdos de conformidad.

Hasta cuatro abogados del despacho (José, Miguel, Alejandro y Gabriel Feliu) han sido condenados ya por delitos fiscales en las operaciones que efectuaron con sus clientes. Ningún letrado ni cliente ha entrado en prisión por los delitos fiscales destapados, aunque sí por estafas ligadas a las ventas dobles de solares.

El juicio a Ana Torroja ha sido breve, sin la vista prevista, por la conformidad finalmente alcanzada. Torroja ya asumió meses atrás –en un pacto bilateral con la Fiscalía- la comisión de dos delitos fiscales pero no cerró el acuerdo con la Abogacía del Estado y la Agencia Tributaria.

La fiscalía rebajó, de entrada, la pena a 18 meses porque observó la "reparación del daño, confesión y colaboración con la justicia” y reconoció que la artista depositó más de 700.000 euros. La Abogacía del Estado rectificó porque imputó además a Ana Torroja otros cuatro delitos por impago del IRPF de 2001 a 2004.

El juez de instrucción Antoni Garcias -ante quien la artista, por dos veces, se negó a declarar- le fijó una fianza de dos millones de euros. Hacienda destapó una malla de compañías “para ocultar sus rentas, patrimonio y otros hechos imponibles” y aseguró que Ana Torroja Fungairiño (Madrid, 1959) “ha simulado ante las autoridades fiscales españolas residir en Reino Unido”. En 1991, la cantante hizo la última declaración en España y en 2008 regresó para cotizar ante la Hacienda española tras estallar el escándalo del bufete Feliu.

El abogado del Estado asegura que “se ha servido de una estructura societaria” con dos ramas en Panamá y las Antillas Holandesas. El holding de la cantante está formado por Cloverland Corporation BV, en las Antillas; Thara Holding BV, en Holanda; Laurie Trading, SA, y Lenina Inversiones, en Panamá. En España, Torroja tiene Sa Cadireta, SL; Carlitos Way, SL; Devon y Ragam.

Para indagar sobre la propiedad última de la trama, el fiscal Juan Carrau y Hacienda aplicaron el sistema que el fiscal Pedro Horrach utilizó en el caso Nóos para investigar a Iñaki Urdangarin y a la Infanta Cristina, el “levantamiento del velo”, un mecanismo de Hacienda para rastrear empresas e identificar quien se oculta, con sus bienes o capital en la última sociedad “con utilización abusiva” de empresas.

En Tarifa, Ana Torroja regenta un hotel, Casa Blanco, que está ligado a la sociedad investigada Carlitos Way. Otro hotel, Misiana, del que era socia, se traspasó en 2007 por dos millones de euros. En 2003 la exlíder femenina de Mecano se casó en alta mar, a bordo de una goleta de época, con el ingeniero de sonido Rafael Duque. En 2005 nació su hija, Jara.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información