Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fotógrafo que amaba a las mujeres

Antoni Bernad inaugura exposición en Tarragona. Y, de paso, nos cuenta el día que acabó en comisaría con Loulou de la Falaise

Carolina Herrera, en la Quinta Avenida de Nueva York, con su perro Alfonsito, en 1992.
Carolina Herrera, en la Quinta Avenida de Nueva York, con su perro Alfonsito, en 1992.

Para Antoni Bernad, la fotografía de moda logró distinguirse como una disciplina artística más en la década de los 60. A él le pilló en París, con 20 años, vendiendo sus instantáneas a la prestigiosa edición francesa de la revista Elle. Entonces comenzó su dulce cuento, el de un artista de la cámara fotográfica que ya nunca paró de trabajar. Hoy, la Fundació Forvm, en Tarragona, inaugura una retrospectiva de su obra, Antoni Bernad, que se divide en fotografías de moda y retratos.

“Mis fotografías de moda buscan ser un homenaje a la mujer. Porque no las quiero estereotipadas: me horroriza encumbrarlas como a diosas. Soy el fotógrafo que amaba a las mujeres”, explica el artista barcelonés, que continúa: "Intento ser muy bueno con las modelos, gastarles bromas. Y no dudar durante la sesión, porque eso les crea inseguridad. Las trato con amor y paciencia". Su obsesión es que todo parezca de verdad, huir de la ensoñación. Y lo consigue con influencias multidisciplinares. “Me dejo llevar por las novelas, el teatro, el baile, el rock, el jazz…”, cuenta Bernad. De todos las celebridades a las que ha retratado, se queda con Dalí. "Inteligente, simpático, maravilloso amigo…", describe. Y, actualmente, está preparando un libro de retratos y otro sobre el lado más sexy de Barcelona.

Estas son algunas de las fotografías, comentadas por su autor, que veremos en la exposición.

- "Es una moda con estudiantes de arte, con un desnudo fresco y genial. La publiqué en L'Uomo Vogue en 1995".

El fotógrafo que amaba a las mujeres

- "Es un retrato a David Hockney, en 1975, en su apartamento de París, con el salchichón colgando de la pared de la cocina".

El fotógrafo que amaba a las mujeres

- "El día que hice esta foto a Loulou de la Falaise [diseñadora y musa de la moda], en 1974, acabamos en Jazz Colón, un local de la Rambla de Barcelona que estaba repleto de negros, en una época en la que no había negros en España. Íbamos allí a bailar. Era fascinante. Loulou conoció aquella noche a Bofill. Y hubo una redada en el local. Acabamos todos en comisaría".

El fotógrafo que amaba a las mujeres

- "Manolo Blahnik en su casa de Bath, en 1998. Nos recibió con ese traje de tela maravilloso, diciendo: 'Perdón, estoy sin servicio'. Y se puso a limpiar el polvo. Tiene obsesión por los pies".

El fotógrafo que amaba a las mujeres

- "Es un retrato al arquitecto Oriol Bohigas, en el marco de la euforia de los Juegos Olímpicos de Barcelona. Él mandó a construir el barrio de los gimnastas. Además, era presidente de la Fundación Miró".

El fotógrafo que amaba a las mujeres

Aquí puedes contemplar el resto de su obra.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.