Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Paul Kagame

Soy una asidua lectora de EL PAÍS, y el pasado sábado vi con estupor que este periódico cedía sus páginas de Opinión a una tribuna del presidente de Ruanda, Paul Kagame, tantas veces denunciado por expertos de la ONU y por las ONG defensoras de los derechos humanos como agresor y causante de tantos desastres en el Congo. Puede ver al respecto el auto de procesamiento dictado por el juez español Fernando Andreu contra altos dirigentes del régimen de Kigali (procedimiento que si prospera la reforma de la ley sobre Justicia Universal quedará vaciado de contenido). Mi indignación crece al leer que semejante tirano no tiene empacho en subrayar “la importancia (en África) de asentar las instituciones democráticas y las libertades y derechos de los ciudadanos”. En Ruanda la oposición ha sido eliminada, perseguida, encarcelada y asesinada y/o “desaparecida”. La señora Victoire Ingabire, presidenta de la Fuerzas Democráticas de Ruanda (FDU-Ingabire) está en la cárcel, lo mismo que otros dirigentes opositores; disidentes del FPR (partido en el poder) son acosados y eliminados en el extranjero.

¿Ha escuchado EL PAÍS a tantos españoles que han sufrido, y sufren todavía, esta situación junto al pueblo ruandés? Les invito a que contrasten sus informaciones. No basta decir que no comparte la opinión de los colaboradores.— Mari Cruz Beraza Sánchez.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.