Carmen Martínez Bordiú ya está divorciada

Para la nieta mayor de Franco este era su tercer matrimonio. Antes estuvo casada con el duque de Cádiz y el empresario francés Jean Marie Rossi

Carmen Martínez Bordiú, nieta mayor de Francisco Franco, y el empresario José Campos ya están divorciados. Así lo anuncia en exclusiva la revista ¡Hola! a quien la pareja cuenta sus noticias a cambio de suculentas compensaciones económicas. De esta manera ponen punto y final a siete años de matrimonio. La pareja se ha separado sin ningún tipo de compensación económica aunque Campos solicitaba 300.000 euros.

Para ella este era su tercer matrimonio- antes estuvo casada con el duque de Cádiz y el empresario francés Jean Marie Rossi-. Para él, el primero.

La pareja durante su unión se convirtió en protagonista de la prensa social ya que todas sus idas y venidas las contaban vía reportaje en exclusiva.

Ambos han iniciado ya otras relaciones. Él con una actriz santanderina y ella con un empresario del sector de la chatarra.

Para Martínez Bordiú este no ha sido un año fácil. El Juzgado de Primera Instancia número 33 de Madrid la condenó la pasada primavera a pagar 47.200 euros a unos diseñadores, a quienes encargó la confección de cerca de 70 trajes para un proyecto de compañía de baile que finalmente no abonó. El magistrado, según la sentencia, estima la demanda interpuesta por el Grupo de Confecciones Cadenas S.L. contra la nieta de Franco. Contra la resolución, cabe de recurso de apelación ante la Audiencia de Madrid.

El demandante alegó que en octubre de 2010 Carmen Martínez Bordiu encargó la confección del vestuario para su proyecto de instaurar una compañía de baile, que iba a denominar Bailando con Carmen. Así, esta aportó los diseños para la confección de un total de 70 trajes por valor de 40.000 euros, resultando impagados. Martinez Bordiú se opuso al contenido de la demanda, alegando que si bien existieron diversos contactos entre las partes no se llegó a buen fin. Por tanto, argumentaba que, al no existir un acuerdo final, no hubo consentimiento para la confección de los trajes.

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS