Cartas al director
i

Más sobre la inmersión lingüística

¿Se imaginan ustedes que en una parte de Francia los alumnos no pudieran estudiar en francés, sino obligatoriamente en occitano, por ejemplo? Sí, obligatoriamente. Estudiando francés dos horas a la semana, como si fuera una lengua extranjera. Esto es lo que sucede actualmente en Cataluña y en las Islas Baleares. No se puede estudiar en español, solamente en catalán. La mitad de la población en esas regiones tenemos el español como lengua materna pero no podemos escoger la lengua de la enseñanza.

¿Por qué esos padres no lo denuncian ante la justicia? Lo hicieron en 2006 y la justicia les dio la razón hace un par de años (22 de octubre de 2010), reconociendo el derecho de los padres a escoger la lengua de enseñanza. Pero las sentencias del Tribunal Supremo siguen sin aplicarse.

Los nacionalistas catalanes, esos “campeones de la democracia”, les dirán que son solo unos pocos padres (como si los derechos dependieran del número de personas). Pues bien, dejen que escojamos y todos sabremos cuántos somos. Recordemos que en 2007 se recogieron en Cataluña 56.000 firmas solicitando libertad de elección de lengua en la enseñanza. En Mahón (Menorca) unos padres recogimos 3.800 firmas solicitando lo mismo. Sabemos que en Palma de Mallorca el 50% escogería estudiar en español (ahí sí hay datos oficiales).

Esto es lo que nos sucede hoy día a muchos padres: la educación y el futuro de nuestros hijos están, gracias a nuestros políticos, en manos de nacionalistas catalanes. Cuando solicitamos que nuestros hijos estudien en su lengua materna, nos llaman fascistas. ¿Desde cuándo la libertad de elección es algo fascista? ¿Acaso la imposición es lo demócrata?

Es un problema nuestro y lo resolveremos nosotros, aunque sea repasando por las noches las enseñanzas del día en nuestra lengua, el español. Pero cuando oigan hablar de que Cataluña es una nación oprimida, acuérdense de nuestros hijos.— Paco Morillo, Lola Marcuello y David Cazorla. Menorca.

Durante los últimos meses ha habido una gran polémica a cuenta del sistema de inmersión lingüística en Cataluña. Este sistema consiste en que todas las clases excepto las de lengua española y lenguas extranjeras se impartan en catalán sin posibilidad de elección de lengua por parte de los padres.

La consejera de Educación ha anunciado un plan que tiene como objetivo impartir en inglés más asignaturas además de la de lengua inglesa. Este plan se une a otro que permite estudiar el 30% de las asignaturas del bachillerato en francés en algunos institutos.

Pese a ser una buena iniciativa, no acaba de quedar claro por qué no se puede incluir la lengua castellana, cooficial y mayoritaria en Cataluña, también como lengua vehicular en la enseñanza, y en cambio sí lo pueden ser el inglés o el francés. Sería adecuado que la consejera aclarara la causa de este trato diferenciado.— Moisés Gómez Díaz. L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50