Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lauryn Hill ingresa en prisión por evasión fiscal

La cantante del desaparecido grupo The Fugees fue condenada por no pagar un millón de dólares en impuestos

Lauryn Hill, la cantante condenada.
Lauryn Hill, la cantante condenada. CORDON

La conocida cantante estadounidense Lauryn Hill, vocalista del desaparecido grupo The Fugees, ha ingresado en una prisión de Connecticut tras haber sido condenada en mayo pasado a tres meses de cárcel por no haber pagado cerca de un millón de dólares en impuestos.

La ganadora de cinco premios Grammy ingresó este lunes por la noche en la cárcel de mínima seguridad de Danbury (Connecticut), en la que actualmente se encuentran otros 218 reos y donde se espera que realice labores de limpieza, ayuda en los comedores y jardinería, dijo a Efe un portavoz del departamento federal de prisiones.

Hill reconoció no haber declarado al fisco unos ingresos de 1,8 millones de dólares obtenidos entre 2005 y 2007, principalmente procedentes de derechos de autor por sus discos y películas, y otro medio millón entre 2008 y 2009, elevando a 2,3 millones el monto no declarado.

Por ello, el pasado 6 de mayo fue condenada en un tribunal de Nueva Jersey a tres meses de cárcel, otros tres de arresto domiciliario, un año de libertad condicional y pagar una multa de 60.000 dólares, que se suma al pago de un millón de dólares que le reclamaba Hacienda y que ya ha abonado.

Hill, que llegó a vender más de doce millones de copias de su primer disco en solitario The Miss Education of Lauryn Hill (1998), por el que obtuvo diez candidaturas para los premios Grammy, comenzó su carrera musical junto al rapero Wyclef Jean en el trío The Fugees.

La cantante de 38 años llevaba tres retirada del mundo de la música en su localidad natal de South Orange (Nueva Jersey), centrada en el cuidado de sus seis hijos, cinco de ellos fruto de su relación con Rohan Marley, hijo del legendario Bob Marley, de quien se separó hace dos años.

Pero a principios de mayo la cantante volvió a dejarse oír con el lanzamiento de un nuevo single, llamado Neurotic Society (Compulsory Mix), y anunció que se había aliado con Sony para sacar un nuevo sello discográfico.