Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Efectos colaterales de la ley Wert

La recientemente aprobada LOMCE (conocida como ley Wertde educación) modifica significativamente las condiciones de acceso a la Universidad española. Al suprimir la Selectividad y permitir a las universidades establecer sus propias pruebas de acceso, acaba de un plumazo con el denominado distrito único. El distrito único ha permitido a los estudiantes españoles optar a matricularse en cualquier facultad de cualquier universidad española, con el único requisito de haber obtenido una calificación suficiente en la Selectividad.

Un ejemplo de esta universalidad es la Universitat Rovira i Virgili. Las aulas de su Facultat de Medicina acogen, aparte de a estudiantes catalanes, un buen número de estudiantes valencianos, andaluces, baleares, vascos, o incluso canarios. Esto no será posible con la nueva ley. Cuando la LOMCE esté implantada, la mayoría de las comunidades autónomas establecerán sus propias pruebas de Selectividad (Cataluña y Valencia ya lo han anunciado). Si un estudiante quiere optar entonces a la matrícula en diferentes universidades, deberá realizar varias de estas selectividades autonómicas. Pero esto será imposible, ya que estas selectividades coincidirán en el tiempo, y requerirán el estudio de diferentes temarios o lenguas autonómicas.

En definitiva, la LOMCE acabará con los estudiantes valencianos en Cataluña, castellanos en Madrid, o cántabros en el País Vasco. Esto no ayuda a mantener España cohesionada.— Manuel Martínez Corral.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.