THE WASHINGTON POST

China censura otra vez

El primer ministro de China, Wen Jiabao, ha sido descrito a menudo como populista y reformista e incluso se lo ha llamado el Abuelo Wen, por su afán de conectar con la gente corriente. Una de sus consignas ha sido la de que todos los funcionarios debían declarar sus bienes, y los de sus familias, para combatir así la corrupción. Sugirió, además, que esa información debía hacerse pública.

El pasado viernes, The New York Times le tomó la palabra al señor Wen y publicó un reportaje en el que mostraba los activos que controla su familia, valorados en 2.700 millones de dólares y que incluyen intereses en bancos, joyerías, centros turísticos, empresas de telecomunicaciones y proyectos de infraestructuras. (...)

En cuanto el artículo fue publicado, los censores chinos de Internet olvidaron los deseos de transparencia del señor Wen. Se bloquearon de inmediato las páginas web del Times, tanto en chino como en inglés, para que millones de ciudadanos no pudieran acceder al informe. También se bloquearon los comentarios sobre el tema en redes sociales como Weibo, el equivalente chino de Twitter. (...)

Más allá del desconcierto del señor Wen, los líderes chinos están sentados en un barril de pólvora. La cólera popular crece día a día por la cada vez mayor diferencia entre ricos y pobres y la corrupción oficial. (...)

Más que desconectar Internet, el señor Wen debería ratificar sus deseos de transparencia. A largo plazo, es el único camino para ganarse la confianza del pueblo chino y la única manera de convertirse en una verdadera superpotencia en el mundo de hoy

Washington, 27 de octubre

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción