Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Recortes en sanidad

El pasado jueves me presenté a hacerme una cesárea programada para tener a mi bebé. Ingresé por la mañana, esperé varias horas, entré en quirófano y me tuve que volver a casa sin hacérmela porque no había camas en la unidad de neonatos. Con los recortes supuestamente necesarios que está realizando ahora mismo la presidenta de Castilla-La Mancha, han dejado en la planta de neonatos seis camas. Ocurre que el Hospital de Talavera, que acoge a enfermos no solo de esta ciudad, sino también de toda la comarca, está pasando por un momento crítico. Me parece una verdadera vergüenza lo que están haciendo, esto es inaceptable para mí misma que soy la paciente, e indignante para el personal sanitario que al fin al cabo no tienen la culpa y para los familiares que esperan.

Y esto es solo el principio. Me han echado del hospital por no tener habitación ni para la madre ni para el pequeño. Es increíble que estemos en el siglo XXI y parezcamos una población tercermundista, con una pequeña diferencia, y es que tanto quieren recortar y privatizar que ahora solamente tendrán derecho a ponerse enfermos los adinerados y la gente influyente, porque las demás personas no tenemos derecho a nada, ni siquiera a una cama.— Belén Fernández Serrano.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.