Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Sexismo lingüístico

Me gustaría hacer alguna reflexión más sobre el artículo de Ignacio Bosque Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer, publicado en EL PAÍS el pasado 4 de marzo. ¿Por qué razón lingüística profesiones realizadas históricamente por mujeres, cuando se han incorporado los hombres, han masculinizado su denominación? Por ejemplo: la profesión de enfermera se inició como una profesión exclusivamente de mujeres. Poco a poco se han incorporado los hombres y a estos no se les dice enfermeras, sino enfermeros. El colegio profesional dejo de llamarse de enfermeras y hoy en día es el Colegio de Enfermería. La de azafatas era un trabajo realizado solo por mujeres. Actualmente hay hombres a los que no se llama ni azafatas, ni azafatos. Ambas definiciones han sido eliminadas como categorías profesionales y actualmente se conocen como auxiliares de vuelo. A las mujeres que realizan faenas domésticas se les sigue llamando de la misma manera, pero este trabajo cuando lo hace un hombre se llama auxiliar de limpieza o mantenimiento. Las encargadas de las porterías eran mujeres. Ahora también son hombres y a estos se les dice conserjes.

Creo que el debate es necesario, el lenguaje forma parte de los cambios sociales, no es estático. Pero puestos a mirar, hay que abrir las miradas.— María Jesús Soriano.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.