Ivanka Trump, heredera y emprendedora novata

La hija de Donald Trump sigue construyendo su marca personal dentro del mundo de la moda. Ayer presentó su última colección en Canadá

Ivanka Trump ayer durante la presentación de su nueva colección de ropa en Toronto.
Ivanka Trump ayer durante la presentación de su nueva colección de ropa en Toronto.Cordon Press

A pesar de todas las similitudes que a priori se puedan enumerar entre Paris Hilton e Ivanka Trump, la vida de esta última -empecinada en demostrar que puede amasar su propia fortuna- ha terminado por ser diametralmente opuesta. Es cierto que ambas lo tuvieron todo en bandeja desde la cuna; también las dos trataron de labrar sendas e infructuosas carreras como modelos, participaron en aventuras televisivas (Ivanka colabora con su padre en The Apprentice y el enésimo programa de telerrealidad de Hilton fue The world according to Paris, que se canceló en 2011), han publicado libros y se atrevieron con sus propias marcas de moda. El cielo parece ser el único límite para la hija de un magnate.

Ivanka mantiene viva la intención de triunfar en la moda y presentó ayer su última colección de ropa y accesorios en la tienda insignia que tienen en Toronto los grandes almacenes The Bay. Los precios de las prendas que presentó rondaban los 100 euros. No solo tuiteó el evento de lanzamiento, también se encargó de subir a Facebook fotos de los escaparates. Paris Hilton, por su parte, hace tiempo que dejó de intentar llegar al éxito a base de trabajo duro y focalizó sus esfuerzos en sobrevivir a las exigentes noches de fiesta en que se habitualmente la cazan los paparazzi, así como la promoción de un equipo de motociclismo.

El caso de Trump es el de una mujer que trata de labrar una sólida carrera empresarial. El puesto de trabajo que ocupa la mayor parte de su tiempo es el de vicepresidenta ejecutiva de adquisiciones y desarrollo en Trump Organization, la empresa familiar. Pero esta inteligente heredera, que se graduó summa cum laude en económicas por la Universidad de Pennsylvania en 2004, lleva desde el año 2007 añadiendo a su agenda otras tareas relacionadas con la industria de la moda.

Ese fue el año en que lanzó, con una tienda en el SoHo neoyorquino, su marca de alta joyería, Ivanka Trump Fine Jewelry. Ahora tiene más de 80 socios para la distribución internacional de la misma. En 2010 anunció un acuerdo con la firma de calzados Marc Fisher para presentar Ivanka Trump Footwear Collection y otro con Mondani Handbags para lanzar su propia marca de bolsos, Ivanka Trump Handbags. En septiembre de 2011 llegó la colección de ropa de calle (con Fleet Street Ltd) y ahora llega el turno de la línea de apparel. Si alguien tenía la intención de convertirse en la nueva Ivanka Trump, al menos a nivel estético la heredera ha dejado el camino perfectamente señalizado.

La perfecta estampa que ha moldeado para sí la pequeña Trump no estaría completa si no se mencionase que en 2009 se casó (en una boda de ensueño) con Jared Kushner, propietario del The New York Observer, con el que el año pasado tuvo a su primera hija: Arabella Rose. Como ven, aunque parten de premisas similares, la vida de Ivanka y Paris no podrían ser más diferentes.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS