El año nuevo traerá a Madrid una subida del agua del 3%

El Canal alega que por tercer año el incremento es el del IPC.- UGT lo considera un "insulto" porque la empresa va tiene 90 millones de beneficios y CC OO culpa a la privatización

Arranca el carrusel de subidas de precios de cara al año nuevo. El Consejo de Administración del Canal de Isabel II ha aprobado esta mañana -con los votos a favor de los delegados del PP, la abstención de la Delegación del Gobierno y de la Confederación del Tajo y los votos en contra de los sindicatos- la propuesta de tarifas para 2012 que contempla la aplicación del IPC interanual, situado en el 3%, ha informado la empresa pública de agua. Este es el tercer año consecutivo que se aprueba no subir las tarifas más allá del IPC: en 2011 la propuesta aprobada fue la actualización del IPC y en 2010 las tarifas fueron congeladas. UGT y Comisiones Obreras han criticado la subida con palabras como "engaño e insulto", sobre todo viviendo de una empresa pública a punto de salir a Bolsa y que cerrará el año con un beneficio de entre 90 y 100 millones de euros.

Más información
El sencillo de metro y autobús sube un 50% y también otros billetes
El Gobierno de Aguirre oculta la subida real de la tarifa del agua
Los ayuntamientos socialistas irán a los tribunales para frenar la privatización del Canal
Aguirre permitirá al Canal tomar participaciones en otras empresas
El Canal de Isabel II cita a los Ayuntamientos de la región para relanzar la privatización

Según destacan las fuentes del Canal, el precio del agua mantendrá su estructura de bloques de consumo para incentivar el uso eficiente del agua y su carácter bimestral. Además, se mantendrán las bonificaciones por ahorro y familia numerosa. Para 2012, tiene previsto destinar cerca de 425 millones de euros en inversiones con el objeto de mejorar y ampliar el sistema de abastecimiento y saneamiento de agua. Entre las actuaciones previstas destacan el desarrollo del Segundo Anillo de Distribución, la puesta en marcha de la planta potabilizadora de Valmayor, el plan de sectorización de la red de distribución de tuberías, mejoras en los tratamientos de las depuradoras y la extensión del suministro de agua regenerada.

La justificación y la crítica

Fuentes del Canal insisten en que el desarrollo y mantenimiento del sistema general de abastecimiento y saneamiento de agua en la región exige un esfuerzo inversor muy elevado. Una parte de los fondos generados por el Canal se reinvierten en el desarrollo y mantenimiento de infraestructuras y en la gestión del ciclo integral del agua. Para ello, la entidad destina 54 de cada 100 euros pagados en la tarifa del agua al capítulo de inversiones.

Frente a las justificaciones, las críticas. El representante de UGT en el Canal, Andrés Muñoz, ha considerado un "engaño" y un "insulto" a los ciudadanos la aplicación del IPC interanual a la tarifa. Muñoz ha explicado que ha votado en contra de este "incremento" de tarifa dado que el Canal "tiene beneficios suficientes" que no revierte en actividades relacionadas con el agua sino "en teatros y campos de golf". Según sus datos, esta empresa pública cerrará 2011 "con unos beneficios netos de entre 90 y 100 millones de euros" -114 millones en 2010-, a pesar de lo cual -ha subrayado- plantea su privatización alegando falta de recursos económicos. "No existe justificación para esta subida", ha sentenciado Muñoz, quien ha recordado que casi 600.000 madrileños están en desempleo y a los trabajadores del Canal se les ha congelado el sueldo.

Por parte de Comisiones Obreras, Manuel Fernández lo considera "un abuso" y cree que el Gobierno regional pretende "cargar" a los 6,4 millones de consumidores "cautivos" los costes de la privatización del Canal. La anunciada subida de la tarifa del agua "no se justifica" en un contexto de casi 500.000 parados madrileños y con una directiva europea que defiende el agua como un bien "que hay que proteger" y con el que no se debe mercantilizar.

Frente a la subida del agua, el transporte público se mantiene igual, al menos en enero. El Consejo del Consorcio regional, reunido ayer, no contempló la revisión de tarifas. El consejero, Antonio Beteta, ya anticipó que "de momento" no tocan los precios pero una ulterior subida dependerá de la evolución del precio del combustible. En julio, el sencillo de metro y autobús subió un 50%.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS