Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre estudia ampliar los horarios comerciales

Las tiendas de menos de 750 metros podrán abrir todo el año, según un informe que la Comunidad prevé convertir en ley antes de final de año.- Los concesionarios de coches y las grandes superficies de muebles, bricolaje, juguetes, artículos deportivos o de construcción podrán abrir los domingos

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha estudiado esta mañana un informe sobre medidas de liberalización de los comercios y flexibilizar los horarios comerciales, entre ellas permitir abrir todos los días del año y a cualquier hora a los comercios de hasta 750 metros cuadrados, así como a los concesionarios de coches y las grandes superficies dedicadas a la venta de muebles, bricolaje, juguetes y decoración.

Hasta ahora, ya podían atender al público todos los domingos y festivos las tiendas que no superaran los 300 metros cuadrados y los establecimientos culturales (libros, música) y también existe la figura de la Zona de Especial Afluencia Turística, donde se permite a todas las tiendas levantar la persiana en festivos y domingos -en la capital ya hay siete y existen 78 más en otros tantos municipios, casi la mitad de todos los de la región-. El resto de los comercios podía operar 22 festivos al año, cuando en gran parte de España solo son ocho. El Ejecutivo madrileño, que ya ha analizado el texto con los empresarios, prevé tenerlo redactado definitivamente antes de que finalice este año para su aprobación como anteproyecto de ley.

Una 'licencia exprés'

Con la reforma, lo que pretende el Gobierno regional es ampliar los locales que tienen permiso de apertura todos los días del año y sumar a los que ya podían, los de tamaño pequeño -300 metros- los medianos -750-. Además, podrán abrir sin restricciones de horario, es decir, las 24 horas si quieren. El informe, que la Comunidad de Madrid no facilita, prevé que también puedan operar todos los días de la semana los comercios de muebles, bricolaje, juguetes, artículos deportivos o de construcción, así como también los concesionarios de coches. ¿Qué queda fuera? Los grandes hipermercados dedicados a la alimentación.

Otra de las novedades que plantea el Gobierno regional en su documento sobre liberalización del sector del pequeño y mediano comercio es simplificar y agilizar los tramites para abrir un nuevo comercio. En lugar de esperar a la obtención de la licencia municipal, bastará con "una declaración responsable", una carta en la que el empresario asegura cumplir con todos los requisitos para obtener una licencia urbanística municipal. En algunos municipios de la región se tarda hasta dos años en obtener el permiso.

Para el presidente de la Confederación de Comercios y Servicios de la Comunidad de Madrid (CECOMA), Salvador Santos, esta medida, que denomina licencia exprés, es "lo más importante" del informe. "Lo que no puede ser es que abramos un negocio y tengamos que tardar años en recibir la autorización para poder ejercer legalmente, ha recalcado. Sobre los horarios, ha señalado que "se está hablando de libertad de horarios y no es así, es la misma libertad que había. Lo que se hace con esta norma es ampliar de 300 metros a 750 porque hay algunos sectores que estaban perjudicados".

En la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, Ignacio González, vicepresidente regional, ha señalado que el objetivo es "seguir profundizando en las medidas de liberalización de la actividad comercial en la región, e introducir incentivos para que esta actividad siga en la región con el mismo éxito de los últimos años". González ha argumentado que las medidas liberalizadoras que ha aprobado el Ejecutivo regional en los últimos años han tenido efectos beneficiosos que se traducen en un aumento de un 1,6% de los locales comerciales en la región frente a una caída del 1,8% en el conjunto de España. Además de revitalizar el comercio, se pretende combatir la crisis y generar empleo, así como beneficiar al consumidor, que tendrá más libertad comercial.

¿Qué alcance tiene la medida, a cuántos de los 70.000 locales comerciales minoristas que hay en la región afecta? Gonzalez ha señalado que la Comunidad de Madrid desconoce el alcance del informe sobre liberalización de horarios comerciales. También desconoce a cuantos establecimientos puede beneficiar y el impacto económico de la medida. El vicepresidente Gonzalez ha indicado, eso sí, que trataran de aprobar una ley sobre la liberalización del comercio antes de que termine el año. Un portavoz de la consejería de Economía y Hacienda reconoce que no disponen de datos sobre el número de comercios minoristas en la región.

¿Qué opinan comerciantes y sindicatos?

El presidente de la Confederación de Comercio de Madrid (COCEM), Hilario Alfaro, se ha mostrado sorprendido e incluso molesto porque desconocía la intención de la Comunidad. En declaraciones a la SER, ha explicado que "el tema de los horarios siempre se había cerrado con consenso, pero esta vez, nada de nada". La COCEM no solo critica que se pretenda sacar adelante esta norma "sin consenso alguno", sino que también cree que ampliar los horarios será perjudicial. "Hasta ahora el éxito empresarial que teníamos es Madrid es que habíamos alcanzado un equilibrio en el que convivían los tres tipos de comercio, el pequeño, el mediano y el grande. Esto va a romperlo", ha señalado Alfaro. "Lo que está claro es que a más horas no vendes más, a más horas hay mayores costes. Y esto solo lo podrá soportar el gran comercio, al pequeño le tocará sufrir", ha añadido Alfaro.

Por su parte, Salvador Santos no cree que vaya a tener el efecto deseado: "Esto va a seguir igual porque el 64% del comercio madrileño son negocios familaires donde el titular es imprescindible que esté desde que se abre hasta que se cierra. Fuera de los sitios de turismo la gente va a seguir sin abrir". Preguntado sobre si la medida creará empleo, tiene sus "dudas". "La tarta es una y el que se va a comprar los zapatos el lunes no lo hace el domingo", ha detallado al tiempo que ha recordado que "la bajada de consumo ha sido espectacular" por la crisis.

Los sindicatos coinciden en que este sistema "sólo beneficiará al gran comercio y castigará al pequeño, perpetuando la precariedad de todos los empleados". CC OO ha exigido al Gobierno regional la retirada inmediata del anteproyecto. Para CC OO de Madrid, "tendrá consecuencias negativas": afectará "gravemente a los trabajadores del sector", pondrá "trabas para que se pueda conciliar la vida laboral y familiar" y provocará "un desajuste en la vida cotidiana y familiar de miles de personas". Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid ha aplaudido la medida, "muy en la línea" de lo hecho hasta ahora por el consistorio.

Más información