Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Altercados en la primera noche de fiestas de Alcorcón

Ocho jóvenes acaban detenidos y siete policías resultan heridos.- Unos 300 vándalos destrozan al menos tres vehículos junto a una zona de botellón

Las fiestas patronales de algunas localidades de la región se han convertido en el escenario para montar fuertes disturbios y altercados. El inicio de esta violenta moda se produjo en Pozuelo de Alarcón hace dos años cuando centenares de jóvenes a los que se prohibió hacer botellón en un parque público intentaron tomar al asalto la comisaría. La continuación se ha producido en la madrugada de hoy en Alcorcón (165.000 habitantes), donde el inicio de las fiestas ha resultado especialmente violento. Un grupo de unos 300 jóvenes ha lanzado todo tipo de objetos contra la policía, que ha tenido que replegarse ante el cariz que estaba tomando la situación. Los agentes han logrado frenar los disturbios unas dos horas después con la detención de ocho jóvenes, entre ellos un menor de edad, según fuentes policiales. Siete policías han resultado heridos de carácter leve.

Los hechos han comenzado a las cinco de la madrugada en la calle de los Institutos, junto a la avenida del Olímpico Fernández Ochoa (cerca del recinto ferial de la localidad), cuando unos 300 jóvenes estaban haciendo botellón y han quemado un contenedor de basura. Cuando han acudido los bomberos junto con un coche patrulla de la Policía Municipal de Alcorcón, ambos han sido recibidos a botellazos y con el lanzamiento de otros objetos contundentes, como piedras. Una de las botellas ha alcanzado el parabrisas del coche policial, cuyas lunas han quedado destrozadas. Los agentes han tenido que pedir refuerzos.

Cuando han llegado más coches patrulla se han encontrado con el mismo panorama. Al frente de los alborotadores estaban unos 60 jóvenes más violentos que han sido los que dirigían al resto, según fuentes del caso. Los policías han tenido que replegarse hasta la confluencia de las calles Escolares y Polvoranca, a unos 300 metros del inicio de los disturbios. Este hecho ha hecho que los jóvenes se envalentonaran y hayan sido aún más violentos con los funcionarios. Los agentes carecían además del material adecuado para afrontar la revuelta, como cascos o escudos de protección. Alrededor de las 5.15 han llegado algunos refuerzos más, dotados con una escopeta y con munición de goma, empleada por disolver a los alborotadores. Estos se han dispersado por la zona en cuanto se han producido los primeros disparos y los policías les han perseguido con las porras en la mano.

Siete agentes, todos ellos de la Policía Municipal, han resultado heridos con cortes, contusiones y torceduras en tobillos, rodillas y hombros. Al menos cinco de ellos estarán de baja en los próximos días. En la refriega los violentos han destrozado otros dos coches de particulares que estaban estacionados en la zona. Los investigadores no descartan que el número pueda aumentar en los próximos días cuando los propietarios se percaten de los daños.

La refriega ha terminado poco antes de las siete de la madrugada, tras varias cargas de la policía y tras disolverse los jóvenes por los alrededores. La policía ha detenido a ocho personas. Tienen entre 16 y 25 años. Siete de ellos son vecinos de Alcorcón y nacionalidad española. El octavo es de origen colombiano. Serán acusados de atentado contra agente de la autoridad y lesiones, entre otros delitos, según fuentes del caso. Está previsto que pasen entre mañana y el lunes a disposición del juzgado de guardia de Alcorcón.