Los mayores de edad detenidos en Pozuelo quedan en libertad

El alcalde del municipio, Gonzalo Aguado, atribuye los altercados a "un grupo de energúmenos de fuera".- Los policías heridos reciben el alta médica

Las 13 personas mayores de edad detenidas por los incidentes registrados en la madrugada del sábado en Pozuelo de Alarcón (Madrid) han sido puestas en libertad esta tarde a la espera de nuevas diligencias de la investigación. Los detenidos fueron trasladados esta mañana a los juzgados del municipio, acusados de desordenes públicos, alteraciones y atentado a agente de la autoridad por los graves daños en el mobiliario urbano y el incendio de varios vehículos de la policía. Algunos de ellos confirmaron su participación en los hechos. Los otros siete detenidos, todos ellos menores de edad, pasaron ayer a disposición de la Fiscalía de Menores.

El alcalde del municipio, Gonzalo Aguado (PP), ha querido transmitir un mensaje de "tranquilidad" después de la reyerta ocurrida durante las fiestas patronales que dejó 20 detenidos y 10 policías heridos. El regidor atribuye los altercados a "un grupo de energúmenos de fuera del municipio" que ha intentado "reventar" las fiestas y se poya en que tan sólo dos de los arrestados son vecinos del municipio madrileño.

Más información

Aguado ha afirmado que este año la afluencia de público ha sido mayor de lo previsto, por lo que en la madrugada del domingo "se tuvieron que pedir refuerzos" en el número de efectivos policiales para hacer frente a los disturbios. De todos modos, el alcalde ha asegurado que la coordinación entre agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local fue "correcta" y ha adelantado que en los próximos días se reforzará el número de efectivos para que "no vuelva a ocurrir más".

Además, ha negado que la reyerta haya sido provocada por grupos radicales. "No tenemos constancia, ni tanto la Policía Nacional ni en el informe del Ministerio del Interior que haya sido originado por ninguna organización ni grupo radical, simplemente que han sido unos jóvenes que en un momento dado empezaron a agredir a la Policía". El regidor ha precisado que todos los años se practican botellones en "un clima de normalidad" en los recintos feriales y ha añadido que "hoy por hoy está totalmente normalizada" la situación.

Los policías heridos reciben el alta médica

Esta mañana, los 10 policías que resultaron heridos durante la reyerta e ingresaron en centros hospitalarios han recibido el alta médica. Los dos agentes que resultaron heridos de más gravedad estarán al menos un mes de baja, según ha informado la Jefatura Superior de Policía. Uno de los agentes se lastimó una rodilla y el otro una muñeca y, aunque han sido dados de alta en el hospital al que fueron trasladados, no podrán incorporarse a sus puestos de trabajo por lo menos hasta dentro de un mes.

Por su parte, el Grupo Municipal Socialista de Pozuelo de Alarcón ha condenado a través de un comunicado los disturbios y solicita al Ejecutivo local una política de juventud para un ocio sano de manera "urgente". La portavoz del Grupo, Eva Izquierdo, ha añadido que "se puso de manifiesto la urgencia de abordar de una manera seria políticas de juventud orientadas hacia un ocio sano que deben servir también para prevenir comportamientos violentos como los de anoche".

Todavía quedan restos de la batalla del sábado. Papeleras, cristales y zonas quemadas. Hoy no ha habido ningún problema en las fiestas de Pozuelo, pero los vecinos recuerdan muy bien la noche del sábado. Un vecino, por ejemplo, recibió un botellazo en el jardín  de su casa. En esas horas los jóvenes se metieron en chalets de la zona buscando refugio.Los vecinos creen que los que provocaron la pelea al principio, no eran del municipio. Y algunos jóvenes creen que la policía se excedió y eso provocó la batalla. Pozuelo no es un municipio marginal. Ha sucedido en una de las localidades más ricas de España.AGENCIA ATLAS

Lo más visto en...

Top 50