Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARRANCA LA OCTAVA LEGISLATURA EN LA ASAMBLEA

El PSM tilda de "decepcionante" el discurso de la candidata e IU lo ve "más y peor de lo mismo"

UpyD espera que la austeridad de Aguirre no implique recortar a todos.- La patronal aplaude unos objetivos "realistas" y los sindicatos lamentan su continuismo

El portavoz del PSM en la Asamblea de Madrid, Tomás Gómez, que se estrena hoy en el cargo, ha tachado de "decepcionante" el discurso de la candidata del PP a la Presidencia, Esperanza Aguirre, ya que ha defendido las tesis liberales que llevaron a la crisis, no ha presentado un plan de empleo y ha lanzado una propuesta electoral "envenenada". Gregorio Gordo, de IU, ha opinado que a los madrileños les espera los próximos cuatro años "más y peor de lo mismo", un continuismo que también lamentan los sindicatos. La patronal, sin embargo, aplaude a la presidenta, cuyas palabras consideran "realistas".

Al término de la sesión matutina en la que Aguirre ha expuesto las líneas de su programa de Gobierno de cara a la próxima legislatura, Tomás Gómez ha considerado que ha sido "el peor" discurso de las tres investiduras de Aguirre, porque se ha centrado en lo hecho en las anteriores legislaturas y ha dedicado "prácticamente tres cuartos de hora a criticar al Gobierno socialista", sobre todo a Rubalcaba. A juicio de Gómez, Aguirre "vuelve a utilizar una institución para hacer política partidista del PP". Respecto a los anuncios, el portavoz socialista ha dicho estar "muy sorprendido" porque Aguirre haya vinculado los salarios al paro y que no haya presentado un plan para fomentar el empleo. "Creo que todavía no se ha enterado de que esta crisis la ha provocado el sistema financiero" y no los salarios, se ha quejado, antes de responsabilizar de la situación económica a las políticas neoliberales que Aguirre "sigue abrazando".

Sobre la propuesta de cambiar la legislación para que los ciudadanos voten con listas abiertas, Gómez ha señalado que es "incompleta e insuficiente". "Si Aguirre va en serio, le propongo que hable con el PP a nivel nacional; yo estoy dispuesto a hablar con el PSOE, porque todo lo que sea más democracia en las comunidades y en los ayuntamientos es bueno para los españoles", ha dicho. Con todo, ha advertido de que su propuesta viene "envenenada" en lo que respecta a las circunscripciones, porque perjudicaría a los partidos minoritarios y significaría que "voten las hectáreas de terreno, y no los ciudadanos". "Lo que yo quiero es que el voto de todos los madrileños valga lo mismo, independientemente de dónde vivan y a quien voten. Profundizar en democracia no tiene nada que ver con las circunscripciones", ha zanjado.

Por su parte, el portavoz de IU en la Asamblea ha lamentado que haya sido "más y peor de lo mismo", ya que sus propuestas se traducirán en "más pobreza, más desempleo, menos prestaciones sociales y más privatizaciones", un modelo "fracasado". A juicio de Gregorio Gordo, las ideas de la presidenta condenan a Madrid al desempleo, "del que casi no ha hablado", al tiempo que mantiene su línea de "seguir regalando miles de millones a las rentas más altas". Sobre las listas abiertas, Gordo ha considerado que supondría el "apuntalamiento no ya del bipartidismo, sino del modelo de partido único". "Ese bonito discurso encierra un modelo electoral trampa", ha advertido, poniendo como ejemplo que George W. Bush fue presidente a pesar de que Al Gore tuvo más votos. El portavoz de IU ha ironizado también con los anuncios de austeridad de Aguirre, algo que "no parece razonable", sino más bien "una tomadura de pelo" teniendo en cuenta "los gastos superfluos y de propaganda que ha tenido" ella.

A Luis de Velasco, de UPyD, hay cosas que le "suenan bien" y, en principio, coincide con la austeridad propugnada por la presidenta, aunque matiza que esta "puede entenderse de diversas maneras". Su partido no cree en el recorte para todos, sino "donde sea necesario" y en cambio ampliar los fondos "donde es necesario porque la gente lo esta pasando mal". "Creo que no tenemos el mismo concepto de austeridad", ha concluido Luis de Velasco. Respecto a las listas abiertas, De Velasco prefiere analizar más despacio esta idea, porque si bien es partidario de facilitar el camino a terceros partidos, ha dicho tener dudas de que la apuesta de Aguirre vaya por esa línea.

El portavoz del PP, Íñigo Henríquez de Luna, ha alabado el discurso de Aguirre porque "es lo que la sociedad madrileña reclama en estos momentos, austeridad, control del gasto publico y recortes en gastos innecesarios". Asimismo, ha destacado la propuesta de Aguirre "en clave de regeneración democrática" y ha considerado que "marcará un antes y un después en la historia democrática". Para el PP, "la mayoría de los madrileños, los indignados y los que no, quiere un sistema electoral con listas desbloqueadas". Más allá de los partidos, la patronal madrileña ha recibido con optimismo el discurso de investidura de Esperanza Aguirre, "realista y con los pies en el suelo", mientras que desde UGT y CC OO lo han tachado de continuista y han criticado, sobre todo, su visión del marco laboral, que, según la candidata es "heredado del franquismo".