Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El núcleo del 15-M acuerda irse el domingo

La mayoría de la asamblea aprueba una solución mixta: permite a unos marcharse de la Puerta del Sol y a otros quedarse en una modalidad que decidirán mañana

El final de la acampada de la Puerta del Sol está más cerca. El grueso del movimiento 15-M que se reúne en el centro de Madrid ha decidido esta noche apoyar la propuesta de marcharse el domingo. La comisión de legal expuso la idea al inicio de la reunión en torno a las 20.20. La decisión había sido consensuada, según esta comisión, con el resto de grupos de trabajo del campamento y ha resultado ser la más respaldada por la asamblea. Con matices: no rechazan a quienes quieran quedarse a título individual en la Puerta del Sol y dejan también abierta la posibilidad de retomar la acampada en el futuro.

Para contentar a todos, el consenso ha llegado tras más de cuatro horas de debate con una solución mixta: los que se quieran marchar lo harán cumpliendo las condiciones propuestas por Legal y los que quieran quedarse tendrán que decidir mañana en qué modalidad. Han especificado al menos tres posibilidades: quedarse como hasta ahora de manera permanente en la Puerta del Sol, pernoctar solo los días 15 de cada mes o convertir la acampada en itinerante y dormir cada semana en una plaza. Aunque hasta mañana no se sabrán cuáles son las verdaderas opciones, la preferida esta noche ha sido la itinerante. Lo que está claro es que la misión de los que se queden es dar visibilidad a las asambleas -que seguirán celebrándose en la Puerta del Sol- y presionar para conseguir el sobreseimiento de los cargos contra los detenidos el día de la manifestación del 15 de mayo.

La propuesta de la comisión de legal consensuada con el resto de grupos de trabajo de la acampada propone la retirada para el domingo 12 de junio y, además, la celebración de un acto "festivo reivindicativo" a las doce de la mañana. Estará "abierto a todos los barrios y ciudades del resto de España". La comisión de acampados y la comisión de Alimentación han respaldado como todas las demás la idea de Legal, pero han introducido matices. Así, es posible que llegado el domingo sean de los que se queden en el kilómetro cero.

La asamblea de las ocho comenzó a prepararse a las tres de la tarde. Los acampados de la Puerta del Sol han trabajado desde entonces en la construcción de ese toldo que permitiese proteger a los asistentes a la asamblea de la lluvia, como ocurrió ayer y el domingo, y que obligó a cancelar la reunión del órgano soberano del Movimiento 15-M durante dos días consecutivos.

El colectivo que permanece en el kilómetro cero decidió ayer convocar un grupo de trabajo dedicado a la construcción de una gran lona con el fin de garantizar la celebración de la asamblea de esta tarde "llueva o truene".

Uno de los puntos a debatir esta tarde es si el campamento permanece o no, después de que otras acampadas como la de Barcelona decidiera dejar de pernoctar en la plaza de Catalunya pese a mantener las asambleas diarias.

Aunque los acampados pidieron una carpa "de tamaño circo" a través de las redes sociales, no la han conseguido y trabajan en la confección de un toldo de plástico que permita a todos los asistentes refugiarse de la lluvia.

En la improvisada reunión de ayer, uno de los portavoces propuso celebrar la asamblea en la estación de metro, una iniciativa que la comisión de Legal desaconsejó y que finalmente fue descartada. Otra de las propuestas era trasladarse al Patio Maravillas (en la calle del Pez), un planteamiento que también fue rechazado para no desorientar a los participantes, habituados a que la cita sea en Sol.