Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los nuevos hospitales "funcionan maravillosamente bien" según Aguirre

Gómez le exige que explique las "amenazas" de las constructoras

La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata por el PP a la reelección, Esperanza Aguirre, ha asegurado que los siete nuevos hospitales públicos que en la pasada legislatura en régimen de concesión y que son de gestión semiprivada "funcionan maravillosamente bien" después de la polémica generada por las quejas de las concesionarias que alertan de "colapso" de los hospitales si Aguirre no les paga 80 millones de euros que consideran que les deben y aumenta el canon anual en otros 9,2 millones.

Así consta en una carta de 11 páginas dirigida por Seopan (Asociación de Empresas Constructoras de Ámbito Nacional de España) el 15 de abril pasado al consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty. Tomás Gómez mostró ese documento durante el debate electoral del domingo con Aguirre. La carta detalla en siete apartados lo que considera incumplimientos de la Administración en los pagos y solicita que el consejero nombre a un interlocutor para tratar los problemas en una reunión "con carácter urgente". Seopan, según reconoce en el documento, ha puesto 20 recursos contra la Comunidad de Madrid por estos incumplimientos.

"Se ha manipulado y se ha falseado"

Preguntada en un desayuno informativo si pagará la Comunidad los 80 millones, Aguirre se ha remitido a "los autores de la carta", que según la presidenta han hecho público un comunicado "diciendo que se ha manipulado y se ha falseado el contenido de la carta". Este periódico intentó ayer, sin éxito, hablar con la asociación, que efectivamente emitió un comunicado en el que criticó la "utilización política" de la carta -pero no su manipulación ni falsificación- cuyo "único objetivo", según la nota, "era informar al consejero".

Diez días después de recibir la carta, Fernández-Lasquetty respondió a David Taguas, firmante de la carta y presidente de la patronal Seopan, para negarle que exista una falta de interlocución -asegura que han mantenido con las concesionarias 14 reuniones-. En la carta, a la que ha tenido acceso este periódico, Lasquetty recuerda a Seopan que el coste total de los hospitales se fijó "siguiendo las indicaciones de los pliegos" sin que tengan cabida las "modificaciones introducidas por las empresas" sin el visto bueno de la Administración. El consejero sostiene que no ha recibido ninguna solicitud de "reequilibro del contrato de concesión" por parte de ninguna empresa. Sobre el IVA -las concesionarias se quejan de que tienen que aplicar el 8% y no el 18% como creían, los que rebaja sus beneficios- es competencia de la Administración Tributaria. Lasquetty admite la existencia de recursos contenciosos, pero no 20, sino 13.

El propio consejero ha hablado hoy del asunto para arremeter contra Tomás Gómez, al que acusa de "mentir". "En vista de que Aguirre le estaba ganando de largo", según Lasquetty "utilizó una carta cuyos autores ya han dicho que la usó manipuladamente, tergiversando y de forma tendenciosa". "No son palabras mías sino de los autores de la carta", ha apostillado. Según Lasquetty, los hospitales están funcionando "perfectamente". También el secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, ha asegurado que la Sanidad madrileña no está en riesgo y ha insistido en que seguirá siendo "gratuita, universal y de la mayor calidad".

Por su parte, Gómez ha dicho que sigue esperando a que Aguirre ofrezca una explicación sobre las "amenazas" de las constructoras propietarias de los ocho nuevos hospitales de Madrid. "Esas constructoras han amenazado por carta con colapsar los hospitales madrileños, si no reciben cantidades millonarias de dinero adicionales a las que ya reciben", ha dicho el candidato a la Comunidad de Madrid, que ha vuelto a insistir en los supuestos planes del PP de implantar el copago en la Sanidad pública. Gómez se ha preguntado si "el copago sanitario que va a poner en marcha el PP" si gana las elecciones del día 22 es "para pagar lo que exigen las constructoras".