Asesinado en Nigeria el médico catalán Antoni Gavarró

El facultativo, que trabajaba en el hospital Parc Taulí de Sabadell, era primo del presidente de la Generalitat, Artur Mas

Unos desconocidos han asesinado en Nigeria al médico catalán Antoni Gavarró, primo del presidente de la Generalitat, Artur Mas, han confirmado fuentes de Presidencia.

Antoni Gavarró i Puig, que tenía alrededor de 50 años, era desde más de una década médico del Laboratorio UDIAT, del centro de diagnóstico de la corporación sanitaria Parc Taulí de Sabadell, ciudad en la que vivía y que este vienes izará sus banderas a media asta en señal de luto. El hospital en el que trabajaba ha convocado también para este viernes un minuto de silencio a las 12.00 horas a las puertas del centro.

El crimen se produjo el miércoles y la policía local ya ha anunciado la detención de un sospechoso: Rafael Ikechukwu Maduabuchi . Ni el Ministerio de Asuntos Exteriores ni la Generalitat han querido dar detalles sobre las circunstancias que han rodeado la muerte, al entender que forma parte del ámbito privado de la familia.

Más información

Asuntos Exteriores se mantiene en contacto permanente con la familia del fallecido, a la que ha ofrecido su ayuda a fin de repatriar el cadáver lo antes posible. Según fuentes del Hospital Parc Taulí, Gavarró se encontraba de vacaciones en Nigeria.

La situación de inseguridad en Nigeria se ha agravado dramáticamente en los últimos días, desde que estallaron los disturbios en el norte del país en protesta por los resultados de las elecciones presidenciales del sábado.

La espiral de violencia ya se ha cobrado 121 vidas, mientras que centenares de personas más han resultado heridas y 15.000 han tenido que abandonar sus casas. El candidato cuya derrota desató la violencia, el general del Ejército retirado Muhammadu Buhari, salió al paso de los acontecimientos la noche del martes al condenar la violencia.

Buhari, que es un norteño musulmán cuya formación, el Congreso por el Cambio Progresista (CPC), goza de amplio apoyo en el norte de Nigeria, perdió los comicios ante el actual presidente, Goodluck Jonathan, un sureño de la minoría cristiana, al recibir 12 millones de votos frente a los 22,4 millones de votos que se fueron para Jonathan.

El CPC rechazó estos resultados, aduciendo que habían sido manipulados en las regiones electorales del Sur-Sur y del Sur-Este, que son baluartes de Jonathan.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción