Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero asegura que China siempre cumple su palabra y que saneará las cajas

El presidente da a entender desde el foro económico de Boao que desconoce lo ocurrido en España estos días de gira asiática.- Reclama que China sea considerada por la UE "cuanto antes como una economía de mercado"

El presidente Jose Luis Rodriguez Zapatero da un discurso en el Foro de Boao.
El presidente Jose Luis Rodriguez Zapatero da un discurso en el Foro de Boao. JASON LEE (REUTERS)

China siempre cumple su palabra, ha asegurado hoy el presidente Zapatero en rueda de prensa tras el foro económico de Boao, considerado como el Davos asiático. "Dijo que compraría deuda española y ahí están las cifras (tiene 25.000 millones de euros) y dijo que se comprometía a participar en la reestructuración del sistema financiero español y lo hará. Lo que cuenta son los hechos, no las palabras". Su contribución al rescate de las entidades, dijo, "va a ser fundamental". Las palabras de Zapatero llegan tras el desmentido del principal fondo chino de que vaya a invertir 9.000 millones en las cajas españolas.

Zapatero, único líder europeo invitado a este foro económico, desplegó una ristra de cifras para probar que las relaciones políticas y económicas con Asia y en particular con China, habían crecido exponencialmente desde que ocupa el poder. "Estamos viviendo un cambio histórico en las relaciones económicas mundiales. El nuevo protagonista es Asia. Cuando llegué al Gobierno, en 2004, España exportaba más a Andorra que a China. Casi no existíamos en Asia. Hoy las exportaciones superan los 1.500 millones de euros", ha asegurado.

Pero no quiso hablar de absolutamente nada más, y dio a entender algo que no puede ser verdad: que durante estos días de gira por Asia, ha vivido al margen de todo lo ocurrido en España. Preguntado en rueda de prensa por los planes de Telefónica de conceder bonus millonarios a sus ejecutivos al tiempo que despide al 20% de su plantilla, Zapatero dijo: "No conozco el plan y no voy a valorarlo". Sobre el hallazgo de arsenales de explosivos de ETA en plena tregua, tampoco quiso hablar: "Me remito a lo que diga Rubalcaba".

Este era el primer viaje que realizaba desde que anunció que no repetiría como candidato. Cuando se le pidió que explicara de qué estaba más orgulloso, qué lamentaba más de su etapa de Gobierno y qué pensaba hacer tras las elecciones, Zapatero tampoco quiso hablar: "No voy a contestar a esas preguntas. Estamos en un foro internacional económico mucho más importante que todo eso. Solo le digo que yo siempre pienso que lo mejor está por venir para el interés del país y del partido". Tampoco quiso hacer ninguna alusión al proceso de primarias o las encuestas que auguran que sin él en el cartel electoral, el PSOE acortará distancias con el PP.

China, economía de mercado

Previamente, el presidente del Gobierno había reclamado que China "sea considerada cuanto antes como una economía de mercado". Actualmente la Unión Europea no lo hace, lo que le supone algunas penalizaciones económicas, como mayores aranceles. Zapatero, único invitado europeo a este foro, ha asegurado que "Asia se ha convertido en el centro de gravedad económica del mundo" y ha hecho un llamamiento a que los países del continente, China entre ellos, extiendan sus políticas económicas "por el camino de las libertades, la solidaridad y los derechos fundamentales".

El presidente no había mencionado hasta ahora los derechos humanos en ninguno de los encuentros que ha mantenido en los últimos cuatro días con los mandatarios chinos, pero ha querido hacerlo hoy, en la conferencia inaugural del foro de Boao, que cumple 10 años, y en presencia del presidente chino, Hu Jintao, del ruso Medvedev, la brasileña Dilma Roussef, el coreano Kim Hwang-Sik y el sudafricano Zuma, entre otros.

El presidente ha loado los logros de Asia en la última década: "El continente más poblado, con más del 50% de la población mundial, ha logrado, según Naciones Unidas, que 200 millones de personas hayan salido de la pobreza extrema y ese es el dato más importante de los que hoy podemos celebrar", dijo. Zapatero se ha referido a este siglo como "el siglo de Asia", que, añadió, había evitado que la recesión por la gran crisis económica de 2008 hubiera sido tres veces más grave.

Zapatero ha asegurado que la UE "sigue siendo una gran potencia económica gracias a las reformas" emprendidas y aseguró que tenía un "gran camino por recorrer con Asia", su principal socio comercial". "La Unión Europea consiguió en el siglo pasado pasar de la confrontación, a la cooperación, de la guerra, a la paz, de la rivalidad, a la solidaridad y nos sentimos orgullosos de poder proclamarlo", explicó. "España tiene, además, un especial signo en esta cumbre, porque España descubrió América buscando una ruta comercial más rápida con Asia".

La décima edición de este foro económico, el más importante del continente asiático, ha marcado la salida de China como gran inversor mundial. Su presidente, Hu Jintao, ha manifestado su intención de "abrir China al mundo", dar "mayor importancia" a partir de ahora a las importaciones y conseguir intercambios más justos y equilibrados con otros países para convertirse en su "mejor socio".

Crecimiento chino

Esta misma madrugada el Buró Nacional de Estadísticas ha dado a conocer los datos económicos del primer trimestre del año en el país asiático, que evidencian que China se consolida como la segunda economía mundial. El producto interior bruto de China ascendió 1,01 billones de euros), un aumento del 9,7 por ciento con respecto al mismo periodo de 2010. La cifra, que supone una leve ralentización tras un crecimiento del 9,8 por ciento en el cuarto trimestre del año pasado, supone además un aumento del PIB del 2,1 por ciento con respecto a ese último trimestre de 2010.

El Gobierno chino se ha fijado un objetivo del 8 por ciento de crecimiento económico para todo 2011, con serios retos para Pekín como la creciente inflación o la persistente burbuja inmobiliaria. La tasa de inflación de China se situó en el 5,4 por ciento en el pasado mes de marzo, medio punto porcentual más que en los meses de enero y febrero, según también ha dado a conocer en la rueda de prensa el Buró Nacional de Estadísticas. En términos trimestrales, se ha registrado un alarmante aumento de los precios de los alimentos, de hasta el 11 por ciento, mientras que la vivienda, todavía en una burbuja especulativa pese a las medidas de "enfrimiento" de Pekín, subió sus precios un 6,5 por ciento.