Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:El presidente abre la vía a la sucesión

La decisión del presidente

Al limitar su mandato a dos legislaturas, Zapatero se ha reafirmado en sus principios

José Luis Rodríguez Zapatero, con su decisión de limitar su mandato a dos legislaturas, se ha reafirmado en sus principios. Es verdad que era su filosofía, pero la virulencia de la crisis económica hizo pensar en su entorno que era el candidato idóneo para esa situación. Sin embargo, su caída sistemática en los sondeos empezó a crear dudas, especialmente desde el verano, sobre la validez de su candidatura en las actuales condiciones. Hoy Zapatero ha aclarado que él no estuvo en ningún momento en esa duda, ni siquiera con la agudización de la crisis, y que siempre estuvo en la decisión de no ser candidato para un tercer mandato.

Ahora es evidente que cuando en la copa de Navidad de La Moncloa dijo que ya tenía tomada la decisión, estaba claro qué había decidido. El problema para Zapatero, ya entonces, era el de los tiempos, el cuándo lo anunciaba. Hoy mismo ha reconocido que no es fácil acertar. Por eso ha estado mareando durante estos meses para ganar tiempo. Le parecía un error anunciarlo con demasiada antelación. Pero hoy ha admitido que una de las razones por las que ha precipitado su anuncio antes de las elecciones municipales ha sido su convicción de que su demora generaba incertidumbre en la opinión pública y en el partido, que podía ser negativa tanto para las tareas de su Gobierno como para su partido, abocado a unas elecciones municipales en menos de dos meses.

El haberlo anunciado con antelación de un año tiene la ventaja de cortar la incertidumbre, pero el inconveniente de abrir un nuevo proceso cuando le queda por delante un año de Gobierno y con unas elecciones autonómicas y municipales a menos de dos meses. No será nada fácil que el debate interno en el PSOE sobre la sucesión termine de golpe, pese a la apelación que ha hecho Zapatero a que se aplace. Todos los gestos, sobre todo de Alfredo Pérez Rubalcaba o de Carme Chacón, van a ser observados con lupa hasta la celebración de ese comité federal que tendrá lugar tras las elecciones de mayo y que decidirá el futuro liderazgo del PSOE.